La Policía investiga una estafa de más de 400.000 euros a Urbanismo, que ya ha recuperado gran parte del dinero

Urbanismo dará salida rápidamente a 3.000 expedientes
Salvador Fuentes, en rueda de prensa en el Ayuntamiento

“Se va a recuperar prácticamente la totalidad de los 428.000 euros y se debe a los servicios jurídicos, a los técnicos de la Gerencia que pudieron reaccionar a tiempo para que no llegase esto a extremos más preocupantes y a la administración de justicia”

Urbanismo dará salida rápidamente a 3.000 expedientes
Salvador Fuentes, en rueda de prensa en el Ayuntamiento

La Policía Nacional y el Juzgado de Instrucción número 7 de Córdoba investigan una denuncia sobre una supuesta estafa por unos 428.000 euros que había abonado la Gerencia de Urbanismo de la capital en una cuenta que no correspondía a la empresa que debía ir el dinero por certificaciones de la obra de la Ronda Norte. La GMU ya ha recuperado gran parte de dicha cantidad y espera hacerlo “en su totalidad”, según su presidente, Salvador Fuentes (PP).

En una rueda de prensa, Fuentes ha indicado, que el día 14 de abril le llamaron los técnicos de la Gerencia para decirle que había “un problema” sobre la supuesta comisión de un delito de estafa con falsificación de documento mercantil. Todo ello tras “una conversación que realiza el encargado de obra de la Ronda Norte con el jefe de proyecto de la Gerencia” sobre dos facturas no recibidas, por 428.000 y 200.000 euros, respectivamente.

Ante ello, “saltaron las alarmas”, según ha expuesto el edil, para destacar “la capacidad de reacción de los técnicos de la Gerencia, porque gracias a ello se pudo detectar razonablemente a tiempo lo que se estaba hurgando”, de ahí que Fuentes acudiera a la Policía Nacional.

En este sentido, ha resaltado la labor de los agentes, el servicio jurídico y los técnicos de la GMU para “haber conseguido prácticamente la totalidad de lo retirado de manera ilegal”, al tiempo que ha apuntado a los contactos con el banco.

En concreto, ha precisado que sobre la primera factura “se recibe un correo electrónico en la Gerencia para que se atienda la posibilidad de cambiar el número de cuenta de la factura que se emite para una empresa”. Todo ello “con los certificados falsificados”, ha abundado, para remarcar que “son bandas muy especializadas en el delito mercantil”.

De este modo, desde la GMU se pusieron “en contacto con el banco que posibilita el cambio y con la empresa que pedía y a la que se le dijo que podía haber una fuga de información por parte de la empresa que había podido posibilitar ese delito, alguien que tuviera acceso a información”.

“La otra posibilidad es verificar todos los protocolos establecidos, tanto en la entidad financiera, como en contabilidad, de cambiar de cuenta con ningún tipo de problema”, según ha citado el edil, quien ha informado de que el caso lo lleva el Juzgado de Instrucción número 7, elogiando en este caso la labor judicial.

Según ha avanzado, “se va a recuperar prácticamente la totalidad de los 428.000 euros y se debe a los servicios jurídicos, a los técnicos de la Gerencia que pudieron reaccionar a tiempo para que no llegase esto a extremos más preocupantes y a la administración de justicia”, así como a los agentes policiales.

Asimismo, ha dicho que “ahora tiene que ser el juez el que solicite a la entidad financiera donde están los recursos la devolución de los mismos”, algo que “se va a realizar a petición del letrado mayor del Ayuntamiento”. Mientras, Fuentes ha explicado que la segunda factura que estaba para pago la pudo parar él tras conocer los hechos y espera que “den con los delincuentes” para la celebración de juicio.