La producción final agraria de 2018 llega a los 1.354 millones de euros, segunda mejor cifra histórica

33

La delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Córdoba, Araceli Cabello, ha señalado que la producción final agraria (PFA) del pasado año 2018 fue de 1.354 millones de euros, un 14 por ciento superior a la media de los últimos cinco años y segunda cifra más alta en la historia de la provincia.
Así lo ha indicado la Administración autonómica en una nota en la que ha puesto de manifiesto que este valor se explica en parte por el capítulo del aceite de oliva en la campaña 2017/18, y en especial por su cotización.
producción final agraria de 2018 llega a los 1.354 millones
Cabello ha señalado que 2018 ha estado marcado en Córdoba por aspectos como la producción de 255.000 toneladas de aceite, en la media de campañas anteriores; unas precipitaciones menores que la media histórica, aunque concentradas en un periodo que favoreció a determinados cultivos, y la consolidación del valor de la producción ganadera.
Del total de la PFA, el 80 por ciento corresponde a la producción final agrícola (producción vegetal), que alcanza los 1.077 millones de euros. Destaca, entre otros aspectos, la partida de aceite de oliva por unas cotizaciones medias mayores. Por su parte, el valor de la producción final ganadera alcanza los 277 millones de euros, el 20 por ciento del total del sector agrario cordobés. El ganadero es prácticamente el mismo valor que 2017 en términos absolutos, que ya fue elevado.
La delegada ha añadido que desde 2013 se advierte “una gran variabilidad en la producción final agrícola, y por tanto en la producción final agraria, explicada por la varianza en las cosechas o cotizaciones del aceite. Y, lo más importante, es que sigue una tendencia creciente en el valor total”.
La delegada ha insistido en que la importancia del olivar en el sector agrario de Córdoba fue clave el pasado año, con una aportación al valor de las producciones del 58 por ciento. “El olivar marca el resultado de la PFA” y le sigue el conjunto del sector ganadero, con un 20 por ciento”. A continuación, los cultivos herbáceos, con un 14,8 por ciento, frutales, 5,3 por ciento y viñedo, 1,5 por ciento.
“A pesar de que la PFA sigue estando muy marcada por el olivar, destaca la diversidad de nuestra producción agraria, con importante presencia en varios subsectores”, ha resaltado.
Por lo que respecta al olivar, la producción de aceite y aceituna de mesa ha alcanzado en 2018 los 785 millones de euros, un 59 por ciento de la PFA y superior a la media de los cinco años previos. Este valor se explica por unas mayores cotizaciones de la aceituna de mesa pero sobre todo del aceite de oliva.
Cabe destacar que también en 2018 el sector del olivar cordobés ha tenido un comportamiento excelente en cuanto a exportaciones, vendiendo por valor de 681 millones de euros. “Esta consolidación internacional, abriendo nuevos mercados, es clave para el futuro”, ha afirmado la delegada.

CULTIVOS HERBÁCEOS

Los cultivos herbáceos alcanzaron los 200 millones, un valor que sigue aumentando respecto al año anterior. Las producciones de este capítulo han tenido un comportamiento desigual. Por ejemplo, los cereales incrementaron su valor un 51 por ciento, para alcanzar los 107 millones, contando con unas lluvias que vinieron en buen momento.
El girasol, con 28.340 hectáreas en Córdoba se ha incrementado un 37 por ciento hasta los 14,8 millones. Se debe principalmente a un fuerte incremento de los rendimientos, ya que la superficie se redujo en un 23 por ciento. El algodón, con 4.600 hectáreas, fundamentalmente en las riberas del Guadalquivir y del Genil, se incrementa hasta los siete millones. A pesar de registrarse una menor superficie, aumentan con fuerza los rendimientos.
En lo que se refiere a las hortalizas, el valor de la producción ha sido de 39,3 millones de euros. Dentro de este grupo cabe destacar por su relevancia regional el cultivo del ajo, que ha alcanzado una valoración de 12,7 millones.
Dentro de los frutales, que supusieron 71 millones en 2018, destacan los cítricos, cuyo valor ronda los 60 millones, con un 28 por ciento más respecto al año anterior, debido básicamente al aumento de producción.
El valor de la producción de viñedo ha sido de 21 millones, lo que supone un 50 por ciento más que en 2017. La producción ha sido un 31 por ciento superior al año anterior. Además, las cotizaciones medias han sido un 13 por ciento superiores. El peso del viñedo en la producción total de Córdoba es aproximadamente de un 1,5 por ciento.

GANADERÍA

La delegada ha afirmado que la ganadería ha alcanzado los 277 millones, “prácticamente lo mismo que el año anterior”. Es destacable la importancia del sector ganadero cordobés en el contexto de la provincia y de Andalucía, ligado a los recursos naturales y la dehesa.
Así, la leche es el principal subsector, siendo el 44 por ciento del valor ganadero de la provincia. A cierta distancia le siguen las producciones de porcino y de ovino, con valores que rondan el 27 y 14 por ciento, respectivamente. Destaca el crecimiento sostenido del porcino un año más, con un seis por ciento, ibérico en su gran mayoría.
La leche, en la que Córdoba es líder en Andalucía, obtuvo un valor en 2018 de 123 millones. El sector cárnico en su conjunto mejora el comportamiento hasta alcanzar los 154 millones de euros.
En conclusión, la delegada ha destacado “el peso del aceite de oliva en la cifra final de la producción final agraria”, pues “durante 2018 el sector olivarero cordobés ha producido una cifra cercana a la media histórica y con calidad, lo que sumado a unas cotizaciones del aceite adecuadas han ayudado a que se obtenga una valoración muy alta. No obstante, otras producciones también han consolidado el crecimiento emprendido”.
Analizando la evolución en los últimos años, el sector agrario cordobés “se adapta a los mercados, cambiando producciones en tierras calmas” (menos trigo blando o girasol; más anís, colza o quinoa) o “evolucionando hacia cultivos leñosos por las mejores perspectivas” (olivar intensivo, almendro).

“PILAR FUNDAMENTAL EN LA ECONOMÍA CORDOBESA”

La delegada ha insistido en “la fuerza del sector agroalimentario como pilar fundamental en la economía cordobesa, tanto por su producción, su grado de internacionalización como por el empleo que genera”. Por ello, ha indicado la delegada, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible “está comprometida con la elaboración de un Plan Estratégico de Competitividad para la Agricultura, la Ganadería, la Pesca y el Desarrollo Rural, un plan que refuerce la situación que goza el sector cordobés, y que ayude a su sostenibilidad y a plantear las bases del futuro”.
Para concluir, Cabello ha remarcado que “se siguen abriendo mercados, con una tendencia a consolidar las exportaciones; el aceite de oliva de Córdoba sigue siendo nuestro producto estrella, presente cada día más en miles de mesas y cocinas a lo largo y ancho del mundo, y podemos estar moderadamente satisfechos del rumbo de nuestro sector primario”.