La Quinta Angustia celebra la vuelta a casa del contingente cordobés en Irak

La Pro Hermandad de la Quinta Angustia celebró una Misa de Acción de Gracias en la Iglesia de la Merced

Esta cofradía ha celebrado una Eucaristía con motivo del retorno del contingente perteneciente a la Brigada X Guzmán el Bueno con base en Cerro Muriano de su misión en Irak.

Según explica en una nota, “gracias a la protección de nuestra Sagrada Titular, María Santísima de la Quinta Angustia”, todos han regresado a casa sin ninguna novedad.

Boina negra

En el transcurso de la misma, se realizó la retirada de la boina negra que permanecía a los pies de María Santísima de la Quinta Angustia, como símbolo de la protección y amparo.

El hermano mayor, Rafael Jaén, manifestó su satisfacción por la realización de diferentes actividades durante el tiempo del despliegue con las familias de todos los militares desplazados a Irak.

Agradecimiento del contingente

Por su parte, el comandante José Luis Moreno, jefe de este contingente,  agradeció a la Pro Hermandad su preocupación y desvelos hacia los integrantes del mismo, así como con todos sus familiares.

Manifestó también su satisfacción por el éxito de la Misión, compartido con los miembros de la Prohermandad, al haber desarrollado una bella labor de acompañamiento a los familiares de la Brigada.

Una labor que, según Moreno, “reconfortaba” a miles de kilómetros de distancia a los integrantes del contingente. Y que aportaba “tranquilidad” a los militares desplazados al saber que sus familias han estado acompañadas.