La UCO participa en un programa de monitorización de la PAC

El proyecto consiste en la monitorización y simplificación de los procedimientos de gestión de la Política Agraria Comunitaria (PAC)

UCO y Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible sobre la PAC
José Carlos Gómez Villamandos y Carmen Crespo Díaz | UCO

La Universidad de Córdoba (UCO) colaborará con la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en el desarrollo de estrategias y herramientas que permitan la monitorización y simplificación de los procedimientos de gestión de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

Dicha colaboración se llevará cabo a través de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM). Así lo recoge el convenio suscrito hoy entre el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos y la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo Díaz. El presupuesto para la realización de este proyecto sobre la monitorización de la PAC, que desarrollarán del 2019 al 2021, es de 153.960 euros.

Tras la firma del acuerdo, Gómez Villamandos ha señalado que “el convenio permitirá a la UCO realizar una mejor monitorización de la PAC con esa ingeniería de precisión en la cual la ETSIAM y el grupo que lidera el profesor Alfonso García-Ferrer son pioneros y una referencia a nivel nacional e internacional y estoy convencido que será todo un éxito”.

No es el único proyecto

El rector ha adelantado que la Consejería y la Universidad han abordado también “futuros proyectos conjuntos”. Trabajos que, según Villamandos, “verán pronto su fruto y que redundarán en la mejora de nuestra comunidad autónoma y del sector agrario y ganadero”.

Carmen Crespo ha afirmado que “los objetivos de la Consejería no se pueden llevar a cabo sin la incorporación de las universidades andaluzas, especialmente la cordobesa”.  Crespo ha destacado el esmero de la UCO por “hacer una agricultura más moderna tecnológicamente para vender al resto del mundo sostenibilidad, salud y sabor”.

Para lograrlo, “hemos reprogramado fondos con el fin de ser más competitivos y apostado por la tecnología y la investigación”. De ahí el papel imprescindible de las universidades.

El plazo de ejecución del convenio tendrá una vigencia de veinticuatro meses. Además, podrán prorrogarlo anualmente por acuerdo expreso de las partes, hasta un periodo máximo de cuatro años adicionales.