La UCO renueva sus invernaderos para adaptarlos a las nuevas necesidades de investigación

La Universidad de Córdoba (UCO) ha renovado una parte de sus invernaderos con el objetivo de adaptarlos a las necesidades de investigación de los distintos grupos que hacen uso de este complejo, ubicado en el Campus de Rabanales. El nuevo equipamiento, que afecta a un total de 12 módulos de invernadero y un umbráculo de gran superficie, pretende mejorar la eficiencia energética de los invernaderos, sustituir los elementos deteriorados y adaptarlos a la normativa vigente.

Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota en la que ha detallado que el proyecto, financiado al 80 por ciento con fondos Feder y al 20 por ciento por la UCO, ha contado con un presupuesto de 400.000 euros.
Concretamente, se han realizado distintas actuaciones como una acometida general de agua, una red de drenaje y saneamiento, sustitución de policarbonatos dañados y nuevas pantallas térmicas automáticas. Además, se han sustituido distintos sistemas como el de calefacción, instalación eléctrica y varios sistemas de control.

La UCO renueva sus invernaderos para adaptarlos a las nuevas necesidades de investigación

La inauguración, que ha tenido lugar este lunes, ha contado con la presencia del rector de la institución universitaria, José Carlos Gómez Villamandos; el vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad de la UCO, Antonio Cubero, el coordinador del Campus, Rafael Jordano; el director del Servicio Central de Apoyo a la Investigación de la UCO, Francisco Urbano; el director del Servicio de Infraestructuras y Mantenimiento, Antonio Luis Prieto; y el jefe de Servicio de Gestión y Administrador del Campus de Rabanales, Enrique Leganés.
Además, también han acudido David Rodríguez, de la Unidad Técnica de la UCO, y Antonio Trapero, catedrático de Producción Vegetal y responsable científico del proyecto.
Si bien los invernaderos están destinados a cualquier grupo de investigación de la UCO, generalmente son utilizadas por los Departamentos de Agronomía, Genética, Ingeniería Forestal, Química Agrícola y Edafología, Bioquímica y Biología Molecular, Fisiología Vegetal y Bromatología.
Según han indicado los responsables del proyecto, la mejora de esta infraestructura permitirá mantener y mejorar el nivel de las investigaciones actuales. Además, uno de los grandes beneficiarios de las nuevas actuaciones acometidas será el olivo, una planta incluida en la mayoría de las líneas de investigación que utilizan este servicio y que requiere una gran cantidad de espacio con condiciones ambientales semicontroladas.