El barrio de las Moreras exige la renovación integral de su red de saneamientos

Moreras exige que se declare al barrio como Área de Rehabilitación y Regeneración Urbana, lo que permitiría una intervención integral en la red de saneamientos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los vecinos del barrio de Las Moreras exigen al Ayuntamiento de Córdoba la solución definitiva de los problemas de las aguas estancadas. Debido a una red de saneamientos “vetusta y antiquísima”, cada año se repite la proliferación de aguas fecales en los patios de los edificios. Situación idílica, además, para la concentración de mosquitos y otros insectos insalubres. Así lo ha denunciado esta mañana la AAVV La Palabra, a través de su portavoz, Manuel Ortega.

En concreto, los vecinos del barrio demandan la declaración de este como Área de Rehabilitación y Regeneración Urbana. En este sentido, según Ortega, mientras no se declare esa área, “no se va a poder acometer la inversión tan potente que hay que realizar”.

Una situación que, lejos de ser nueva, es periódica. Por ello, la AAVV La Palabra ya acordó con el anterior Ejecutivo de Isabel Ambrosio el planteamiento de una moción para acometer dicha renovación. Un acuerdo que nunca llegó a ejecutarse y del que el nuevo equipo de gobierno “ya tiene constancia”.

De hecho, el portavoz  ha asegurado que es el primer edil, José María Bellido, el que tiene la competencia de “impulsar ese área”. Es por ello que han solicitado verse con él, para exigirle así  que “asuma el compromiso de implementar esa área” junto con otros compromisos de desarrollo social que son necesarios para la zona de Las Moreras. “No queremos fotografías ni queremos farándulas ni teatrillos, queremos realidades y hechos”, ha espetado Ortega.

Precisamente, según ha explicado el portavoz, ya les han sido remitidos escritos a Alcaldía, a la delegación territorial de Fomento y Vivienda, e incluso a Salud. Escritos que solo han encontrado respuesta por parte de alcaldía, que argumentaba que “el alcalde tiene la agenda muy apretada”.

Un problema estructural

La proliferación de aguas fecales en las Moreras es un problema estructural que, además, viene de lejos. Según ha explicado Ortega, “Tanto los bloques de Las Palmeras como Las Moreras tienen unos sótanos falsos, que se llaman forjados perdidos, donde están todas las conducciones de agua”.

Dichos forjados suelen reventar, según el portavoz, por lo que “esos sótanos se convierten en aguas estancadas, donde hay mosquitos”. Así, “cada dos por tres” se dan afloramientos de aguas fecales en los patios de los edificios, cuya limpieza “tienen que pagar los vecinos”.

Una situación en la que solía actuar Sadeco, aunque “imagino que se habrán hartado ya”, ha manifestado Ortega. Y es que, por mucho que actúen en su limpieza, la intervención debe ser integral, y pasa por la renovación de toda la red se saneamientos del barrio.  “Mientras no se resuelvan los problemas de las aguas estancadas, los mosquitos van a estar constantemente y constantemente van a estar interviniendo” ha lamentado.