Lin Cortés: “Tengo influencia de todo tipo de música y eso, a la hora de crear, se refleja”

El músico cordobés presenta este jueves ‘Gitanerías’ en el Teatro Góngora. “En mi casa siempre ha habido guitarra y cante”, afirma el artista

Lin Cortés
Lin Cortés presenta ‘Gitanerias’ este jueves (20:30 horas) en el Teatro Góngora | Foto: Inma Mariscal

A sus 43 años Lin Cortés ha recorrido medio mundo. Ha tocado con cientos de artistas, nacionales y extranjeros, a los que admiraba desde pequeño y con los que comparte trayectoria musical. Con sus cuerdas vocales ha hecho vibrar a miles de salas acompañando sus letras con los sones de su guitarra. Tiene un sello propio, es un artista excepcional. Su virtuosa voz, que no deja indiferente a nadie, le convierte en uno de los mejores cantantes del momento. Este jueves presenta su nueva creación: ‘Gitanerías’ en el Teatro Góngora (20:30 horas). Una fusión de diversos estilos, un espectáculo sin precedentes de este artista cordobés, único e irrepetible, que creció escuchando flamenco desde la cuna.

‘Gitanerías’ es un nuevo formato donde rescatas las bases del flamenco pero, ¿Cómo lo definiría?

– Digamos que es un flamenco muy casero. No es un flamenco clásico porque no canto ni soléas, ni seguidillas, ni canto palos jondos. Es un flamenco muy casero, muy familiar. Es como cuando estamos los gitanos de fiesta.

¿Se puede decir que la nostalgia es uno de los pilares en los que se argumenta ‘Gitanerías’?

– Sí un poco sí. Es un poco volver a la raíz y a la adolescencia.

Está considerado como un maestro de la fusión de estilos pero ¿no cree que realmente tiene un sello propio?

– Bueno eso tiene que decirlo la gente, se ve mejor desde fuera. Yo hago lo que me va surgiendo. Sí que es verdad que tengo influencia de todo tipo de música y eso, a la hora de crear, se refleja.

¿Qué porcentaje de la música que compone diría que llega de la influencia de su familia?

– Pues muchísima. Tanto por parte de madre como de padre en ambos bandos cantan y tocan la guitarra. Me llegan influencias por los dos sitios. En mi casa siempre ha habido guitarra y cante, es algo que me viene de antes de echar a andar.

Es un artista referente para muchas personas pero ¿qué artistas han marcado la carrera musical de Lin Cortés?

– La lista sería interminable pero te diría que la música negra, Prince, Michael Jackson, Stevie Wonder, Camarón, Paco de Lucía, Los Chichos, Enrique Morente y Vicente Amigo. La lista es interminable.

En ‘El Jardín de la Memoria’ cantas que “a veces, los recuerdos dan tristeza”. ¿También te dan alegría?

– Claro. Esa canción habla en concreto del amor: “las flores que regamos se marchitarán”,  habla de nostalgia y ternura. Intento quedarme con los recuerdos que dan alegría aunque a la hora de componer, cuando uno se mete en la profundidad con la guitarra, ahí sí que te llegan todos. En mi día a día no me llegan tanto pero a la hora de crear si.

¿Hacia dónde va el flamenco en el momento actual en el que vivimos?

– El flamenco ya hace mucho que se puso de moda. Dejó de ser una música de barrio de gitanos y empezó a abrirse caminos. Una vez que se pone de moda y se abre camino puede salir por cualquier parte. La fusión y la mezcla siempre tienen unas bases flamencas y luego ya lo puedes hacer como te dé la gana, siempre que conozcas el flamenco. Hay gente que no sabe nada de flamenco y dice -yo hago flamenco- porque te ha dado ahora por hacer flamenco pero no tiene nada de flamenco.

¿Falta humildad en los nuevos artistas?

– Falta autenticidad en el flamenco. Falta ser auténtico. Yo juego un poco con el funky y con el rock pero no me considero ni ‘rockero’ ni ‘funkilón. Por ejemplo, para tocar blues bien hay que saber tocar muy bien. No se puede decir de la noche a la mañana –soy guitarrista de blues-. No, eso tiene una trayectoria y un aprendizaje. Es como hacer pop, que es una música más facilita.

¿Córdoba sabe sacarle partido al talento que tiene?

– En Córdoba hay muchos artistas muy buenos. A mí me tratan bien en los medios y siempre que hay algo toco, como en la Noche Blanca del Flamenco o en Riomundi.

¿Qué sueño le queda por cumplir a Lin Cortés?

No soy una persona ambiciosa. Sinceramente me gustaría que me fuese un poquito mejor, comprarme una casita en el campo y poco más. A nivel artístico he tocado con gente a la que he admirado muchísimo desde pequeño como Vicente Amigo o Raimundo Amador. He colaborado con Estrella Morente, Rosario o Antonio Carmona. He tocado con el batería de Jimi Hendrix. A nivel artístico, he hecho cosas que me han llenado muchísimo con artistas a los que he admirado toda la vida. En un futuro seguiré colaborando con gente porque me gusta compartir música con la gente. No soy ambicioso, no quiero premios. No soy de ese tipo de artistas, no me mueve eso.

Nota: Para comprar entradas para el espectáculo ‘Gitanerías’ en el Teatro Góngora haga click aquí.

Lin Cortés – El jardín de la memoria