Considerable rebaja en las listas de espera quirúrgicas en Córdoba

El Plan de Choque de la Consejería de Salud ha logrado descender entre diciembre de 2018 y junio de 2019 un total de 1.301 pacientes

María Jesús Botella, delegada de Salud y Familias de la Junta en Córdoba

El Plan de Choque puesto en marcha por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para la reducción de las listas de espera quirúrgicas ha logrado que desciendan en 1.301 los pacientes incluidos en tales listas, entre diciembre de 2018 y junio de 2019.

Los pacientes inmersos en “procedimientos fuera de plazo o con demora de más de 365 días disminuyen en 447”. En cuanto actividad quirúrgica en el marco del Plan de Choque “se han realizado desde el pasado 25 de marzo y hasta el pasado 30 de junio un total de 14.599 intervenciones. Frente a las 14.133 del mismo periodo del año pasado (3,3%)”.

En el caso de aquellas intervenciones quirúrgicas fuera de plazo o con demoras de más de 365 días, “se han contabilizado 1.391 en 2019 frente a las 956 del año pasado. Lo que supone una diferencia del 45,5%”.

Casi un 45% de diferencia con respecto a 2018

A estos datos positivos la delegada de Salud y Familias de la Junta en Córdoba, María Jesús Botella, ha unido el hecho de que “los datos de listas de espera se publican desde hoy 16 de julio en la página web del Servicio Andaluz de Salud (SAS)”, recordando que, precisamente, “la publicación periódica de las listas de espera ha sido el compromiso de transparencia de la Consejería de Salud y Familias”.

Botella ha subrayado que “la intención es que podamos reducir el tiempo” de publicación “a cada tres meses, y de ahí a mes a mes”. También ha recordado que con el anterior gobierno andaluz del PSOE-A “las listas de espera no se publicaban con periodicidad y había serias sospechas de maquillaje en los datos”.

Por último, la delegada ha explicado que “aparte del Plan de Choque, la Consejería también mantiene activa en la actualidad una Auditoría de Inspección de Servicios. Tras las nuevas listas de espera quirúrgicas afloradas recientemente y que mantenían a pacientes en el limbo”. Ante la gravedad de la situación “se procedió a abrir información reservada”.