Los feriantes se sienten desprotegidos y piden la dignificación del sector

Más de 300 vehículos han participado en la concentración de los empresarios feriantes que ha transcurrido entre las localidades de Lucena y Aguilar de la Frontera

La suspensión de las ferias y romerías para evitar aglomeraciones y así posibles contagios de coronavirus supone unas pérdidas históricas en términos económicos para los empresarios feriantes. Se sienten desprotegidos por las administraciones públicas y piden la dignificación de un sector que ha dicho adiós a su campaña del año 2020, que dejará a muchas familias dependientes de las ganancias de estos meses sin empleo.

feriantes

Por eso, unos 400 vehículos han participado desde primera hora de la mañana en la marcha rodada convocada por la Plataforma de comerciantes y empresarios feriantes de Andalucía, CEFAN, entre los municipios de Aguilar de la Frontera y Lucena. Los dos de toda la provincia que tienen más empresas ligadas a las ferias, festejos y romerías con 300 y 200 respectivamente.

Son medio millar de familias que no se han podido acoger a ninguna ayuda para mejorar sus infraestructuras de negocio y las atracciones para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Los asistentes a la concentración lo han hecho bajo el cumplimiento de todas las medidas higiénico-sanitarias. Manteniendo las distancias sociales. Y dedicando este aplauso a aquellas personas que más ánimo necesitan en estos momentos.