Los sindicatos denuncian su expulsión en los consejos de administración de las empresas públicas de Córdoba

La inclusión de todos los grupos políticos en los consejos ha supuesto la exclusión de los sindicatos, que amenazan al Consistorio con una confrontación permanente

 

Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) han denunciado esta mañana su expulsión de los consejos de administración de las empresas municipales. La medida les fue notificada le pasado viernes, y responde a la intención del Consistorio de incluir a todos los grupos municipales. Ahora, tanto UGT como CCOO, que dan por rota la concertación social, amenazan al Ayuntamiento con una “confrontación permanente”. Cecosam, Emacsa, Vimcorsa, Sadeco y Aucorsa son las empresas que ya no contarán con el voto de los sindicatos en sus consejos de administración

Así lo han manifestado esta mañana los secretarios generales tanto de UGT, Vicente Palomares; como de CCOO, Marina Borrego. Estos, han lamentado el trato recibido por el Gobierno de José María Bellido, y han justificado su expulsión  en que “no será agradable” lo que se propondrá en el futuro para los trabajadores de estas empresa públicas.

“Antes había menos partidos políticos, ahora hay más y los números no salen”, esa es la explicación que, según Palomares, se usó desde el Consistorio al notificarles la decisión. Una excusa que él mismo ha llevado más lejos. “Ellos quieren conformar una mayoría dentro de los consejos de administración que les permita hacer lo que quieren hacer”, ha explicado.

Una medida que, en palabras de Palomares, no tiene antecedentes, y que supone “echar a la clase trabajadora de un espacio importante”.

Así, ambos secretarios generales se han mostrado sorprendidos con la noticia, especialmente después de una semana en la que, precisamente, sindicatos y Gobierno municipal estuvieron muy unidos y comprometidos con motivo de la manifestación en defensa de los trabajadores de ABB. “El efecto ABB ha durado poco”, ha lamentado Palomares.

Vicente Palomares (UGT) y Marina Borrego (CCOO) | RAFA ALCAIDE

Toda acción tiene una reacción

Sin embargo, los sindicatos no han tardado en responder. Así, el propio Palomares ha hecho público que, como “toda acción tiene una reacción”, desde UGT “damos por rota la concertación en el Ayuntamiento de Córdoba”.

Una concertación que “para nosotros, era la participación en las empresas públicas, el poder poner nuestra opinión sobre la mesa y el poder aportar a la ciudad todo lo que fuera necesario a través de las instituciones”. Es por ello que, “si se puede entender que el Ayuntamiento pretende reducirla a un solo documento”, es algo que “no le sirve a UGT”.

Así, ha culpado al propio Gobierno de Córdoba de haber acabado con dicha concertación, “son ellos quienes provocan esta situación, y no nosotros”, ha explicado.

Sin embargo, Palomares ha dejado la puerta abierta “a que haya un cambio, a que piensen y reconsideren que buscar acuerdos es positivo”.

Vicente Palomares (UGT) y Marina Borrego (CCOO) | RAFA ALCAIDE

Puerta abierta a la confrontación

En los mismos términos se ha mostrado CCOO, que a través de su secretaria general, Marina Borrego, han calificado su expulsión de los consejos como antidemocrático. Así, CCOO ha amenazado al Gobierno municipal, que “ha abierto la puerta a la confrontación”. Con ello, y pese a su exclusión, los sindicatos “vamos a estar en frente” para controlas la gestión en estas empresas.

“En la historia de las empresas públicas de Córdoba siempre hemos estado con voz, y con voto”, ha explicado Borrego. Sin embargo, ahora que entran en juego más partidos políticos, esto dejará de ser así, con lo que los sindicatos pasarán a tener voz, pero no voto.

Con ese motivo, “denunciamos públicamente el comportamiento del gobierno municipal” por llevar a la práctica una decisión que deja fuera de las empresas públicas todo lo relativo a medidas sociales.

Medida que ha llevado a la ruptura en las relaciones entre sindicatos y Ayuntamiento. Por ello, según ha confirmado Borrego, “nos van a tener en la puerta y nunca nos van a tener dentro”.