Luz verde para el proyecto de adaptación del Palacio de la Merced

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Delegación de Cultura ha informado favorablemente del proyecto solicitado y promovido por la Diputación

El proyecto contempla la remodelación interior de unas dependencias de la sede de la Diputación (antiguo Convento de Nuestra Señora de la Merced), situadas en la zona noroeste de planta primera. Esta zona corresponde a la ampliación realizada en los años 70 del siglo XX y en origen se diseñó como una gran sala diáfana, salón de recepciones y comedor de gala. Actualmente se encuentra compartimentada en despachos.

Constructivamente está resuelta con estructura de pórticos de hormigón armado, forjado unidireccional de hormigón en planta primera y forjado inclinado con las mismas características en cubierta. Cerramientos de fábrica de ladrillo con cámara de aire para alcanzar espesores análogos a los del edificio antiguo. Solería de barro, falso techo de placas de escayola, revestimientos interiores de yeso y pintura plástica. Carpinterías de madera.

La remodelación se ajusta a los criterios seguidos en anteriores intervenciones, la última correspondiente a la reforma del contiguo Departamento de planificación de obras y servicios municipales, proyecto tramitado en 2017. Se demolerán las particiones existentes, para dejar una sala diáfana y tres despachos separados por mamparas de vidrio. Se sustituye la solería de barro por mármol rojo con cenefa blanca perimetral, con mejores condiciones funcionales y de mantenimiento.

Asimismo se sustituye el falso techo, colocando un techo de placas de yeso laminado sobre estructura de acero, con pasarelas superiores para registrar la cámara bajo cubierta, facilitando los trabajos de mantenimiento de las instalaciones. Igualmente se van a renovar las instalaciones de electricidad, alumbrado, protección y climatización para adaptarse a la normativa vigente. La renovación de la instalación de climatización incluye también las dependencias contiguas, para lo que se va a proceder a desmontar parte de las unidades exteriores de climatización, colocando nuevas unidades sobre la azotea de instalaciones situada al norte del patio blanco.

Se proyecta la reforma interior de unas dependencias administrativas en la zona de ampliación construida hace 50 años, siguiendo los criterios de anteriores intervenciones. La actuación se considera en general justificada para mantener el uso administrativo del edificio, sin que se altere la estructura, organización interior, fachadas, cubiertas, galerías y espacios interiores de circulación. No obstante, deben hacerse algunas observaciones.

La reforma y ampliación del edificio para instalar la sede de la Diputación Provincial se proyectó con criterios historicistas, manteniendo una continuidad de formas y materiales con el antiguo Convento. Se trata de una intervención que forma parte del bien de interés cultural. En este sentido, al menos en los espacios comunes de circulación debería mantenerse el ambiente general del monumento en cuanto a materiales y acabados.

El presupuesto del proyecto asciende a 323.929,69 euros

El antiguo Convento de Nuestra Señora de la Merced, actual sede de la Diputación, fue inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Monumento, por Decreto 453/2008, de 9 de septiembre.

Tal como se recoge en el mencionado Decreto la existencia del Convento de Nuestra Señora de la Merced en Córdoba se remonta al siglo XIII en la creencia de haber sido fundado, según la tradición, por el propio San Pedro Nolasco, en el lugar donde se ubicaba la vieja ermita visigoda de Santa Eulalia que el rey Fernando III el Santo, tras la conquista de la ciudad, cediera a la Orden de la Merced.

No obstante, del primitivo edificio medieval apenas se conservan vestigios y el inmueble, tal y como ha llegado a nuestros días, es producto de sucesivas intervenciones acaecidas a lo largo de su historia, destacando principalmente la profunda reforma realizada durante el siglo XVIII, por la que se convirtió en el más importante edificio de estilo barroco de la ciudad de Córdoba. Esta reforma se realizó en dos fases: en la primera se construyeron el Patio Blanco o claustro menor del convento y la escalera secundaria, contando con la intervención de Francisco Hurtado Izquierdo. En la segunda reforma, acometida entre 1716 y 1760, se edificaron la iglesia, el claustro principal y la escalera imperial; intervención que se atribuye a Tomás Jerónimo de Pedrajas, Alonso Gómez de Sandoval y Francisco Aguilar del Río.

Tras la exclaustración de 1836, el convento mercedario se convierte en hospicio provincial hasta 1967, fecha en que se acuerda el traslado de la Diputación Provincial a este edificio, hasta entonces ubicada en parte de las antiguas dependencias del convento de San Pablo. Con motivo de este traslado y ante la necesidad de ampliar el edificio para adecuarlo a su nuevo uso, en 1970 se acomete una importante reforma del arquitecto Rafael de la Hoz, que amplía el edificio hacia el sur, con la construcción del llamado Jardín o Patio del Reloj; y hacia el norte, al añadir una crujía para dependencias administrativas y salones de actos en torno a una gran sala hipóstila.