Mario Díaz, diez años hasta ‘Infinito’, su nuevo álbum

Su gira promete ser muy potente, recomendable y mágica, donde nos vamos a encontrar buques insignias del artista y nuevas canciones siempre escritas desde alma

 

 

 

Mario Díaz, Infinito

En 10 años de carrera en solitario, pasan muchas cosas, viajes, experiencias, y vivencias que se ven reflejadas en sus cuatro discos, ‘Gloria Bendita’, ‘Está en ti’, ‘Rock My Reggae’ e ‘Infinito’, el último disco de Mario Díaz y con el que celebra esta década por todo lo alto.  Y no fue fácil empezar de cero.

“El principio fue difícil. Tuve mucho miedo, mucha inseguridad… Tuve que empezar de cero, otra vez con un nombre de cero. Con la guitarra otra vez tocar solo en los bares y muy poco a poco. Y recuerdo que fue un trabajo árduo, fue muy duro y la verdad que o echo de menos eso. Ahora es todo más cómodo.”

A lo largo de su trayectoria  ha navegado por varios estilos musicales. Desde el reggea, al rock, el flamenco, hip hop… pero siempre con un estilo inconfundible. Mario Díaz se ha hecho a sí mismo  a base de honestidad, sinceridad, ESPIRITUALIDAD,  naturalidad y esa pasión depositada siempre en todo lo que hace. Muestra de ello es su último trabajo, Infinito donde se adentra en base en el mundo de la electrónica. Y de ahí viene su nombre.

“Las posibilidades musicales son infinitas, porque cuando entras en ese territorio de la electrónica, sin perder de vista lo orgánico y lo que es una banda tocando, es que se abren una infinidad de caminos diferentes donde puedes trabajar con muchas texturas, con muchos sonidos, muchos timbres. Y de ahí viene el nombre, Infinito.”

Mario asegura que no tiene una noción de lo que proyecta, hace su trabajo, desde el corazón y el feedback lo encuentra en los conciertos. Temas que llegan, te emocionan y el que las escucha las hacemos suyas.

“Me hace muy feliz que me lo digan, pero tampoco quiero perder el norte y decir, bueno voy a hacer canciones para hacer esta jugada. Creo que lo mejor es seguir siendo natural, seguir siendo honesto conmigo mismo, hacer lo que realmente siento. Y si a día de hoy ha llegado hasta el punto en el que sabemos que ha llegado en algunos casos, que siga así, que siga su camino de esa manera.”

En infinito nos encontramos a un Mario más maduro, un disco que refleja lo que siente.

“Todas las temáticas de las canciones realmente son reflejo del punto en el que estoy. No busco el tema, ahora voy a escribir sobre la melancolía y escribo un tema, ahora voy a escribir sobre la revolución, y tal. Sino que directamente, lo que me va saliendo. Me gusta trabajar así, con los sentimientos que tengo.”

Infinitas son también las colaboraciones que ha hecho con grandísimos  artistas, Miguel Campello, La Mari de Chambao, o Muerdo, entre muchos otros. Le preguntamos por la más divertida por la más, la más emocionante y por la colaboración soñada.

“Con El Canijo de Jerez. El Canijo es que es una persona entrañable. Cada vez que me lo encuentro y además soy consciente de que no es cada vez que me lo encuentro yo, cada vez que se la encuentra cualquiera te saca una sonrisa, porque el tipo parece que está siempre de buen humor y siempre sabe como sacarte lo mejor. “

“Con Rozalen. Me emociona mucho su voz. Ya me emocionaba mucho cuando no la conocía y cuando le he escuchado cantado justo aquí y sientes la textura que hay dentro de su voz, la arenilla esa tan bonita, tan elegante, me emociono.”

“Poder cantar con Joaquín Sabina, sería… Al día siguiente directamente podría dejar la música ya, me podría dar ya por satisfecho.”

Su gira promete ser muy potente, recomendable y mágica, donde nos vamos a encontrar buques insignias del artista y nuevas canciones siempre escritas desde alma. Porque así es Mario, no hay nada más que mirarlo, escucharlo para que te llegue allí donde ni siquiera él tenía pretendido, al corazón.

“Y es súper divertido, porque hacemos un viaje al pasado desde el 2019, empezamos con Infinito, vamos directamente a ‘Rock My Reggae’, pasamos a ‘Está en tí’, vamos a ‘Gloria Bendita’ y al final terminamos con lo primero que escribí ‘El mundo está fatal de los nervios’ y es muy divertido. La verdad, que las veces que hemos desarrollado ya el show delante de gente, la gente le ha encantado y ha sido muy emocionante.”