Detienen a un empresario de Puente Genil por vender 260.000 mascarillas no homologadas

mascarillas Puente Genil

La red a la que está vinculado el empresario de Puente Genil importaba material de China, logrando beneficios de 300.000 euros según la investigación en ventas

mascarillas Puente Genil

La Guardia Civil ha detenido en Candeleda (Ávila) a un empresario natural del municipio de Puente Genil acusado de pertenecer a una red criminal que importaba mascarillas no homologadas desde China para venderlas a ayuntamientos, farmacias y otras empresas. Llegó a colocar 260.000 mascarillas y obtuvo unos beneficios de más de 300.000 euros, según los investigadores.

Según informa El País, una farmacia de Arenas de San Pedro (Ávila) dio el aviso. Un comercial, que respondía al nombre de Alberto, le ofrecía a principios de abril mascarillas quirúrgicas a 1,40 euros/unidad y FFP2 a 5,90 euros (+ IVA).

En aquel momento, la escasez de material sanitario por el estado de alarma era importante. La desconfianza de la farmacéutica hacia la oferta de Alberto hizo que se pusiera en contacto con la Guardia Civil y que el juzgado de ese municipio abulense abriese una investigación que se ha saldado con la detención de dos personas y otras ocho investigadas por vender a ayuntamientos, farmacias y empresas de toda España (Córdoba entre ellas) material sanitario no homologado comprado en China.

El segundo detenido cuenta con antecedentes por tráfico de drogas

Los detenidos, entre los que se encuentra el empresario de Puente Genil por la venta de dichas mascarillas, están acusados de un presunto delito contra la salud pública, estafa, contra la propiedad industrial, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsificación de documento público.

El segundo detenido, según el periódico que ha adelantado la noticia, es un amigo de Alberto. Un hombre que cuenta con antecedentes por tráfico de drogas. Se encargó desde Madrid de llevar a cabo el fraude económico. Según los cálculos de los agentes de Arenas de San Pedro les ha reportado beneficios que pueden alcanzar los 300.000 euros.

Los investigadores empezaron a recibir pruebas relacionadas con la mecánica para colocar las mascarillas sin homologar en tres ayuntamientos abulenses. Habían comprado más de 4.000 mascarillas y las entregaron a la Guardia Civil junto con las correspondientes facturas de compra expedidas precisamente por los dos centros médicos de titularidad privada adquiridos por la inmobiliaria de Alberto y su mujer. Precisamente ambos dirigen una empresa inmobiliaria dedicada al alquiler de viviendas de lujo, siendo ella la que figura como dueña.