Niños saharauis volverán a disfrutar en julio y agosto del programa 'Vacaciones en paz'

La Diputación de Córdoba ha vuelto a colaborar con la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños y Niñas Saharauis (Acansa) para poner en marcha un año más el programa ‘Vacaciones en paz’, por el que niños de entre nueve y 14 años disfrutarán de una estancia durante los meses de julio y agosto en la provincia de Córdoba.

El presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz, ha mostrado su satisfacción por la continuidad de este proyecto “del que se han beneficiado muchos niños procedentes del Sáhara Occidental, dándoles la oportunidad de pasar el duro verano del desierto en nuestra provincia, de modo que también sirva para poder acceder a servicios básicos muy necesarios como los sanitarios”.

“Pero este programa fomenta también el intercambio cultural y ayuda a concienciar a nuestra sociedad sobre la realidad de este pueblo, para que seamos sensibles a su problemática y que, así, desde todos los ámbitos, hagamos por resolverla y por mejorarla”, ha resaltado en un comunicado Ruiz.
El máximo representante de la institución provincial ha alabado la “encomiable labor que la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños Saharauis está realizando en este sentido” y, por ello, desde la Diputación “se sigue teniendo el firme compromiso de ayudar y colaborar con ellos con este tipo de acciones, que buscan mejorar la calidad de vida de estos niños”.
“Y lo hacemos dándoles la oportunidad de conocer y aprender en otro país, otra cultura, de modo que se puedan convertir en embajadores de su pueblo y transmitir entre sus familias los conocimientos y experiencias que adquieren durante su estancia”, ha recalcado.
El proyecto tiene un coste total de 111.297 euros, de los cuales la Diputación de Córdoba, a través del presente convenio nominativo, aporta una subvención de 25.000 euros para las acciones de ‘Vacaciones en Paz’ 2019.
La Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños y Niñas Saharauis (Acansa) es una asociación no gubernamental de carácter no lucrativo constituida en 1994, cuyos objetivos principales se encaminan hacia la cooperación, ayuda humanitaria y solidaridad con el pueblo saharaui y de manera especial a su infancia.
“La idea central de este proyecto consiste básicamente en la acogida, en este caso por familias cordobesas, de niños saharauis, durante los meses de julio y agosto”, ha concluido la Diputación.