La nueva central térmica permitirá un ahorro de 1,2 millones al año

Esta mañana ha sido inaugurada la nueva central térmica del Hospital Universitario Reina Sofía, una instalación que ha supuesto una inversión de 4,8 millones de euros y que permitirá al centro hospitalario un ahorro de 1,2 millones de euros anuales en su servicio de climatización, producción de agua caliente y vapor.

A la presentación de esta nueva central térmica ha acudido la delegada territorial de Salud y Familias de la Juta de Andalucía, María Jesús Botella, acompañada de la directora gerente del hospital, Valle García, y el director general en España de Veolia, la empresa encargada la gestión energética integral de dicha instalación, Francisco Villalobos.
Con la nueva central térmica, Reina Sofía puede contar ya con una instalación única en España por sus características técnicas, las cuales permitirán la mejora de la calidad en el funcionamiento de servicios básicos del centro sanitario como la climatización, o la producción de agua caliente y de vapor, servicios que podrá prestar con un ahorro del 34% del consumo energético, o lo que es lo mismo, de 1,2 millones de euros al año.

Así, para la delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, la inversión de 4,8 millones de euros que se ha hecho para esta instalación supondrá una “reducción de emisiones de CO2  a la atmósfera, concretamente, de un 25%” que equivale, según la delegada “a lo que emiten a la atmósfera 1.700 vehículos”. Logros que se consiguen, tal y como ha explicado Botella, “aumentando la capacidad de producción de energía“, concretamente, “un 50% de capacidad de producir frío, y un 20% más en producción de calor“.
En palabras de la directora gerente del hospital, Valle García, lo más destacable de esta nueva central térmica es “pionera en España porque incorpora alta tecnología en medidas de eficiencia y, además, alta tecnología en ahorro energético“.
Por su parte, el director general de Veolia en España, Francisco Villalobos, “hemos llegado a formalizar un contrato que, efectivamente, creo que es referente a nivel mundial en el que se combinan una empresa privada líder con las inquietudes de este hospital para hacer una inversión importante, de la que el primer foco es el usuario“.
Un complejo que dispone, en sus 631 metros cuadrados, de 4 calderas y 6 enfriadoras, y que cuenta con una capacidad de producción total de 10 MW de frío, 8,5 MW de calor y 4 MW de vapor. Un volumen de actividad que permite cubrir la demanda del Hospital General, Consultas Externas, Materno-Infantil, Anatomía Patológica, Edificio de gobierno y edificios industriales; con capacidad para climatizar lo relativo a una población como Almodóvar del Río.