La nueva edición de 'Córdoba en Azahar' comienza el 5 de abril

El Ayuntamiento y la Diputación de Córdoba y la Junta de Andalucía, a través de la campaña ‘Córdoba en Azahar‘, que coordina Rurápolis y que también cuenta con el apoyo de Renfe, volverán a llevar esta primavera la flor que representa a esta ciudad andaluza a los cinco continentes, mediante el envío de 25.000 sobres llenos del aroma del azahar, que en 2018 llegaron a 86 países, cifra que se quiere superar este año.

Así lo han anunciado este miércoles, en rueda de prensa, el primer teniente de alcalde delegado de Turismo del Ayuntamiento, Pedro García; la delegada de Turismo, Consumo y Participación Ciudadana de la Diputación, Aurora Barbero; la delegada de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta en Córdoba, Purificación Joyera; y el director de Rurápolis, Francisco Gordejo, acompañados de voluntarios de Down Córdoba y Funlabor, que colaborarán en la campaña.

Este año ‘Córdoba en Azahar’ comenzará el 5 de abril y concluirá a finales del mismo mes, adaptándose al adelanto este año de la floración del azahar, cuyo aroma llevarán dentro los sobres que se repartirán a cordobeses y turistas en cinco puntos de la ciudad, en el centro comercial de la misma y en el casco histórico, para que los puedan enviar a potenciales turistas de otros países y también cordobeses que han tenido que emigrar.
Esta promoción tan singular de la ciudad se podrá hacer también mediante el envío digital de un vídeo, disponible en la web ‘www.cordobaenazahar.es’, que se puede enviar por correo electrónico, Facebook, Twitter e Instagram, incluyendo un mensaje personalizado para el destinatario.
Precisamente, con este método se lograron el pasado año 14 millones de impactos, solo en las dos primeras redes sociales, una cifra ésta que también se quiere superar en ésta, que es ya la cuarta edición de la campaña ‘Córdoba en Azahar’, que también tendrá el respaldo de Renfe, en cuanto a la difusión de la misma en su web, que tiene dos millones de visitas diarias, y mediante el reparto de sobres entre los pasajeros de los AVE procedentes de Barcelona y Valencia que pasan por Córdoba.