Nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia en las explotaciones porcinas

Instalación de sensores ambientales y básculas automáticas para controlar los factores que influyen en el crecimiento del cerdo y optimizar su producción en las explotaciones de la empresa Dcoop

explotaciones porcinas
Imagen de las instalaciones caracterizadas en el marco del proyecto

La situación actual de crecimiento demográfico a nivel mundial requiere optimizar al máximo los sistemas de producción ganaderos. Con esta filosofía, el Grupo Operativo INTEGRAPORC, en el que participa la Universidad de Córdoba, ha concluido un proyecto de innovación con el que ha conseguido mejorar la eficiencia en las explotaciones porcinas mediante la inclusión de nuevas tecnologías y herramientas de gestión.

A lo largo de los dos años en los que se ha desarrollado el proyecto, se han caracterizado las explotaciones porcinas de DCOOP. Uno de los socios del grupo operativo y una cooperativa de segundo grado. Produce anualmente un total de 120.00 cabezas de cerdo blanco, lo que supone el 24% de la producción porcina andaluza.

Grupo Operativo INTEGRAPORC

Concretamente, el grupo operativo ha instalado una serie de básculas automáticas en los corrales donde se encuentran alejados los cerdos durante las fases de crecimiento y cebo. Paralelamente, y con el objetivo de controlar los factores que influyen en el crecimiento del animal, se han instalado distintos sensores ambientales. Los cuales registran parámetros de humedad, temperatura, presión, dióxido de carbono y niveles de nitratos. De esta forma, y mediante una aplicación móvil, las personas responsables de la gestión de las explotaciones pueden consultar esos datos. Además de controlar los parámetros que inciden en el engorde de los cerdos y optimizar al máximo su producción.

Varias subvenciones para el estudio

Tal y como señala el investigador Pablo Lara, responsable del proyecto en la UCO, los resultados permitirán “incrementar la eficiencia de las explotaciones y desarrollar un modelo de gestión económica cooperativa”. Con el fin de “mejorar la toma de decisiones y la redistribución de los beneficios”.

Según destaca el Grupo Operativo, “la inclusión de estos desarrollos tecnológicos persigue la tecnificación de los sistemas de producción y gestión ganadera. Una tecnificación que debe ir ligada al bienestar animal y a la profesionalidad de los ganaderos. Para “alcanzar un elevado grado de eficiencia en las granjas porcinas”.

Este proyecto de innovación ha obtenido una financiación máxima de 186.883,21 euros. Inversión subvencionada con fondos FEADER. Así como con ayudas al funcionamiento de Grupos Operativos de la Asociación Europea de Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas. Además del apoyo de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía.