La Diócesis de Córdoba incorpora dos nuevos sacerdotes

La Diócesis de Córdoba cuenta con dos nuevos sacerdotes, David Arellano Agredano y Néstor Huércano Barroso, quienes desde este momento pasan a formar parte del clero de la Diócesis

La Mezquita-Catedral acogió la ceremonia de ordenación, presidida por el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández. Un templo repleto de fieles ha sido testigo de uno de los acontecimientos más esperados a lo largo del año en la Iglesia cordobesa.

“Hoy vais a recibir este gran regalo del Señor. Un regalo prometido que recibís para siempre y que os irá dando muchos dones” ha sido el mensaje que ha hecho el prelado a los nuevos sacerdotes. En su homilía, el obispo ha reiterado que sobre el propio Jesucristo es sobre el que los sacerdotes deben asentar su ministerio, ya que son constituidos sacerdotes de Jesucristo, “ministros de Dios para servir a su Iglesia”. “Hoy más que nunca le pedimos a Dios que no nos falten sacerdotes”, ha añadido.

Además, les ha instado a ser “imagen de Cristo vivo” en medio de los hombres por sus acciones en vida y a siempre mantener obediencia y respeto al Obispo, al celibato y a la oración.

Monseñor Demetrio Fernández les ha pedido que vivan la castidad como “un don precioso de Dios”. Con un corazón crecientemente enamorado de Cristo, y les ha pedido que cuiden “mucho” este aspecto de su vida, que es “un regalo que Dios concede”. Asimismo, ha instado a los presbíteros a no descuidar la oración, “porque sin ella no se sostiene la vida de un sacerdote”.

Sentido homenaje a Gaspar Bustos

Justo antes de finalizar la ceremonia, el Obispo ha tenido unas palabras de agradecimiento para uno de los sacerdotes más conocido y querido en la Iglesia de Córdoba. El director espiritual del Seminario San Pelagio, Gaspar Bustos, quien ve cumplido y recompensado su esfuerzo en la formación de estos nuevos presbíteros en estas ordenaciones. En este acto se le ha hecho entrega de una bendición papal autógrafa.

Los nuevos ordenados han conocido también sus primeros destinos pastorales. A lo largo de la próxima semana celebrarán sus primeras misas en las parroquias de origen. David Arellano Agredano lo hará el 4 de julio a las 20,30 horas en la parroquia de Santa Bárbara de Ojuelos Altos. Néstor Huércano Barrosolo el día 6 a las 12,30 horas en la parroquia de San José y Santa María de Sevilla.