La Junta de Andalucía, muy cerca de pedir la reducción del 100% de módulos del IRPF para el olivar

El Gobierno de la comunidad autónoma solicita al ministro de Agricultura el amparo de la UE para evitar daños a los productores locales

El próximo lunes 10 de febrero, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía examinará un importante documento. Lo ha elaborado la institución autonómica con números que evidencian la petición que se hace desde Andalucía al Ejecutivo. Ésta es reducir los módulos del IRPF de determinados productos agrarios. Y en el caso del olivar, el 100%, lo cual es una interesante vía para pueblos como Baena.

La propuesta de Andalucía para reducir los índices de rendimiento neto en régimen de estimación objetiva del IRPF, aplicables a las actividades agrarias que durante 2019 sufrieron fuertes descensos en la producción por causas extraordinarias, contempla la opción de reducir los módulos en el olivar. Incluida la aceituna de mesa del 0,36 a 0,00.

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Antonio Repullo, se ha referido este jueves en Baena al anuncio de la subida de 300 a 750 millones para incitar a la producción y promoción del aceite fuera del territorio. La reducción de costes para los agricultores. Evitar efectos negativos con el Brexit. O los aranceles impuestos por terceros países son los fines de esta medida.

La importancia del olivar en Baena

Repullo ha informado de la solicitud al ministro de Agricultura, Luis Planas, del amparo de la Unión Europea para vigorizar los controles a los productos procedentes de otros países y preservar posibles problemas para los productores locales”. También ha mencionado en la reunión que ha mantenido con la alcaldesa de Baena, Cristina Piernagorda, a la actualización de la Ley de la Cadena Alimentaria.

El sector agrícola, según Repullo, es “fundamental” para la economía rural y la base del sustento de muchas familias. Por eso, ha recomendado un buen posicionamiento y una apuesta por la calidad del sector del aceite de oliva. A él colaboran con su labor la Denominación de Origen de Baena así como el Consejo Regulador. Este municipio cordobés cuenta con más de 2.800 personas dedicadas al mundo agrícola, que trabajan en unas 28.270 hectáreas de olivar.