"El truco está en no perder la sonrisa"

Mª del Carmen Alonso, tiene solo 36 años y la llaman “la chica de los ojos azules”. Lleva trabajando en la ONCE desde el año 2015, y acaba de recibir el premio a la mejor vendedora de la ONCE del 2018 en el ámbito de la Dirección de Zona de la ONCE en Málaga, que incluye las provincias de Córdoba y Málaga. Un galardón con el que la Organización trata de reconocer anualmente el esfuerzo de los trabajadores dedicados a la venta responsable de sus diferentes productos de juego.

Mamen, como así se hace llamar, se dedica a la venta de productos de juego de la ONCE desde hace algo más de 3 años, en la actualidad en la capital cordobesa. Es “la chica de los ojos azules” de la puerta del Hospital Cruz Roja. Allí, cada mañana reparte ilusión a todas las personas que pasan por la zona, “luego entro a tomarme mi cafelito y vendo mucho en la cafetería, y después me doy una vuelta por la zona de San Basilio, entro en los bares y me están esperando mis clientes”, dice ilusionada. “Se meten mucho conmigo y yo me río con ellos”.
Debido al buen trato que ofrece a los enfermos del Hospital Cruz Roja, éstos bajan a comprarle los productos a diario y a entregarle obsequios como bufandas y gorros de punto para el frío.
Dedica su tiempo libre a caminar y hacer aquagym, además de a su pasión deportiva que es el Córdoba CF, equipo del que es socia. En otro tiempo, Mamen fue futbolista de élite, llegó a jugar en la Primera División Femenina, siendo convocada para la selección andaluza y española como centrocampista.
“Todavía no me lo creo. Llevo muy poquito trabajando aquí y eso significa que alguien valora mi trabajo. Estoy feliz pero no me lo creo”, afirma. “Con lo que me quedo es con la gente que me espera cada día, dicen que si yo no estoy se nota, y saber que te están esperando, que esperan a que aparezcas… eso significa que existo, y que para muchas personas soy importante”, dice emocionada.
Asegura que el truco para vender cupones es “no perder nunca la sonrisa. Da igual que tengas un mal día, siempre tienes que sonreír. Estás repartiendo ilusión y eso se te tiene que notar en la cara”.
Afirma que ahora su objetivo es “dar algún premio, cuando lo haga ya me sentiré completa”.