Salesianos espera superarse en el 25 aniversario de la ‘Operación Potito’

Unos 12.000 potitos, además de papilla, leche y cereales se cosechó en 2018 en la ‘Operación Potito’, que celebra su 25 edición del 19 al 21 de diciembre

1994 fue un año de estrenos históricos. Fue entonces cuando se emitió por primera vez la exitosa serie de televisión Friends. En el cine, El Rey León, encandiló por primera vez a millones de niños alrededor del mundo. Al igual que Forrest Gump, a quien pudimos conocer, también, en 1994. Por otro lado, ¿Quién no recuerda la mítica PlayStation 1?, nuestro jóvenes juegan hoy a la cuarta generación de una videoconsola que nació, adivinen, hace 25 años. Pues con todo ello, no es Friends, ni El Rey León ni tampoco la PlayStation el estreno que muchas familias cordobesas recuerdan con más cariño.

Operación potito
Parte del alimento infantil recaudado en la Operación Potito 2018

Hace 25 años, un grupo de profesores y alumnos del colegio Salesianos de Córdoba decidieron que no podía haber familias cordobesas sin poder alimentar a sus bebes. Y es así como se estrenó, en 1994, la Operación Potito. Una campaña en la que voluntarios – 700 participaron el año pasado – se reparten por las farmacias y algunos supermercados de Córdoba para recoger alimentos infantiles. Ahora, la Operación Potito vuelve entre el 19 y el 21 de diciembre para seguir ayudando a los más indefensos: los bebés.

Potitos, papillas o leche, cualquier aportación es buena para la causa. Y es que, como apunta Rafael Ángel, alumno de 15 años de Salesianos y voluntario en la campaña, “gracias a un potito podemos provocar 10.000 sonrisas, o más”. Pese a su corta edad, Rafael Ángel participará este año en su quinta Operación Potito. Y lo hace convencido. “Es para una cosa muy buena como es cambiar la Navidad a alguien”, explica.

Cifras récord en 2018

Hasta 12.300 potitos se recogieron en tan solo tres días en 2018. Una campaña en la que según el Coordinador de Pastoral en Salesianos, el sacerdote Francisco Javier González, “batimos un récord”.

A esos más de 12.000 potitos sumaron, además, “papillas, cereales y hasta setenta cajas de leche, que es lo más caro”. También se puede colaborar con dinero, explica, con el que los voluntarios compran al instante algún tipo de alimento infantil.

Así, la Operación Potito pudo repartir en la pasada edición entre 700 y 800 potitos a las aproximadamente 15 asociaciones con las que colabora. Cáritas, Fundación Don Bosco, Religiosas Adoratrices, el Banco de Alimentos o Adevida son tan sólo algunas de estas entidades. Colectivos a los que, según destaca el sacerdote, “pudimos entregar todo lo que querían, incluso más de lo que habían pedido”.

25 años

Cifras de récord que, sin embargo, esperan superarse en 2019. Y no es para menos, pues la Operación Potito cumplirá, con esta, 25 ediciones. Muchos años propagando solidaridad y en los que los jóvenes no han faltado a su cita con los más necesitados.

Con cada edición, alumnos como Rafael Ángel han ido cogiendo el testigo de sus mayores. Ese no fue el caso, sin embargo, de Miguel Ángel Rojas, antiguo alumno de Salesianos y ahora subdirector de Infantil en el mismo centro. Él no tuvo que coger el testigo a nadie, ya que es de los pocos que puede presumir de participar en la primera edición de la campaña.

Al hablar de los orígenes de la campaña, Miguel Ángel recuerda con orgullo que “en la escuela, no entendía el mundo de los adultos sin estar cercano al que lo necesita”. Una filosofía de la solidaridad que le fue inculcada desde la comunidad Salesiana y que acabó por originar la primera Operación Potito.

La campaña surgió, explica, como una mera propuesta por parte del profesorado a un grupo de alumnos. Sin embargo, “a partir de ahí vimos que podía ser positivo difundir la trascendencia que podía tener esa actividad”. Tanto fue así que ahora puede observar cómo, lo que surgió como una iniciativa humilde en la que la ilusión lo movía todo, ahora es todo un referente.

Para el subdirector, mucho han cambiado las cosas desde entonces. “Ahora hay una organización, un sistema y una coordinación entre distintos centros”, explica. Ahora, colegios como Divina Pastora, La Salle, Santa Victoria, Trinitarios y entidades como Fundación Don Bosco, colaboran en la Operación Potito.

Así, Miguel Ángel asegura que “cuando se ve que las cosas funcionan, y que Córdoba contribuye, se ve que se puede ir a más”. Y tanto que se ha ido a más.

Actividades previas a la Operación Potito

Si el preguntasen a cualquier voluntario en la Operación Potito, este les diría que cada edición es especial. Sin embargo, estar ante el 25 aniversario de una iniciativa como esta significa estar ante 25 años de hacer un bien incalculable a muchos vecinos de la ciudad. Y como tiene que ser en cualquier cumpleaños, la Operación Potito merece una celebración a la altura.

En concreto, esta tendrá lugar en el Mercado Victoria. Allí, se emplazará del 18 al 24 de noviembre una exposición que repasará el cuarto de siglo de la campaña. Muchos voluntarios a lo largo de estos años que ahora podrán pasar revista de su loable participación a través de fotos y carteles.

Una exposición con la que, según explica el Coordinador de Pastoral, “queremos es que sea una memoria agradecida a tantos años y que se conozca más en la ciudad”. Exposición que también llegará, como no podía ser de otra manera, al colegio, con el mismo objetivo de concienciar acerca de la importancia de la campaña.