PP, Cs y Vox aprueban las ordenanzas fiscales de 2021 del Ayuntamiento de Córdoba

Los grupos municipales de PSOE, IU y Podemos votaron en contra de las nuevas ordenanzas fiscales de 2021 del Ayuntamiento de Córdoba

Los grupos del PP, Cs y Vox en el Ayuntamiento de Córdoba han aprobado este jueves en el Pleno Extraordinario de modo provisional, con el voto en contra de PSOE, IU y Podemos, la modificación de las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2021, con congelación general y bajadas en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de rústica, el impuesto de vehículos, en plusvalías y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), así como rebajas en las tasas de veladores, comerciantes ambulantes y feriantes.

En concreto, han salido adelante las rebajas del 5% en el IBI rústico; del 2% en el impuesto de vehículos; del 2,5% en plusvalías, y del 0,5% del ICIO, mientras que las referidas tasas registrarán un descenso del 20% para el ejercicio económico 2021.

“A pesar de esta situación, la apuesta es bajar impuestos, congelar la inmensa mayoría e incluso bajar algunos”, resaltó hace unos días el alcalde, José María Bellido (PP), quien subrayó que “es un esfuerzo importante para que los cordobeses no paguen la factura de la pandemia”.

Al hilo, el delegado de Hacienda, Salvador Fuentes (PP), ha agradecido “la actitud de todos los grupos políticos”, después de que “la tesitura estaba en subir los impuestos” ante “una situación preocupante”, a lo que ha añadido que “si todo el mundo se va a apretar, la administración se tiene que apretar”.

Además, ha valorado que “hasta donde se ha llegado en los acuerdos para bajar impuestos y tasas las cuentas del Ayuntamiento aguantan”, al tiempo que ha aludido “al escenario de marzo, con el plan de choque, en el que todo el mundo partía de la base de que había que congelar impuestos, porque había mucha incertidumbre”, y espera que “ahora no se llegue al confinamiento”, de modo que ha subrayado que “hay que ayudar a quienes generan empleo de la mejor manera posible”.

Igualmente, Fuentes ha agradecido al PSOE “el gesto de poner sus votos a disposición en esta situación”, aunque “lo ha dicho tarde”, pero tienen “una actitud muy constructiva”, ha resaltado, para apostillar que lo que se plantea en las ordenanzas “no hunde las arcas”. También, ha agradecido a Vox sus planteamientos y que se haya “dado cabida a sectores que sufren actualmente” por la pandemia de Covid, a la vez que “el gobierno local no descarta medidas de compensación paralelas a esos sectores para intentar paliar”.

En definitiva, el edil de Hacienda ha remarcado que “se ha llegado hasta donde se ha podido” y “si la ciudad se aprieta bastante, nosotros tenemos que dar ejemplo y apretar en nuestras posibilidades”, al tiempo que ha declarado que la congelación y las rebajas “no afectarán en nada a los servicios básicos del Consistorio”.

ordenanzas fiscales 2021 Córdoba
Imagen del Pleno extraordinario celebrado en el Ayuntamiento de Córdoba.

“Sensatas y acordes a la realidad”

Asimismo, la primera teniente de alcalde, Isabel Albás (Cs), ha señalado que “para entender estas ordenanzas fiscales hay que analizar la situación de Córdoba y España”, de forma que ha defendido que “el año pasado se planteó una bajada importante de impuestos, pero por la realidad por el Covid esa bajada no se puede realizar”.

En este sentido, ha manifestado que las ordenanzas tienen que ser “sensantas y acordes con la situación, dirigidas al mantenimiento de los servicios públicos de calidad y a la reactivación económica”, de ahí que haya elogiado las rebajas en las citadas tasas, con las que se pretende que “los autónomos puedan mantener empleos”.

Y la portavoz de Vox, Paula Badanelli, ha asegurado que “una vez más se demuestra que Vox está al lado de lo que es bueno para la ciudad, con una bajada de impuestos gracias al voto de Vox”, aunque ha admitido que “éstas no serían las ordenanzas de Vox, porque hubiéramos apostado por un recorte drástico de gasto innecesario, que hay mucho, y habríamos bajado los impuestos de forma contundente”, dado que “en estos momentos hay que aliviar a las familias y ayudar a los autónomos para mantener el empleo”, ha expuesto.

“La progresividad fiscal”

Por contra, la portavoz del PSOE, Isabel Ambrosio, ha lamentado que “una vez más el gobierno local se ha plegado a la extrema derecha de la ciudad en uno de los documentos más importantes”, a la vez que ha defendido que “las ordenanzas no deberían ser comunes para un año tan singular como 2021, que se antoja complicado en lo económico y lo social”, de manera que “el Consistorio debería estar preparado para los próximos meses”.

A su juicio, “deberían ser las ordenanzas Covid, un término que no parece en ningún momento en el documento”, puesto que “han presentado el mismo documento del año pasado, como si no pasara absolutamente nada”.

Además, ha dicho que no es el modelo del PSOE, que apuesta por “la progresividad fiscal, que aporten más quienes más tienen”, al tiempo que ha recordado que su grupo ofreció la abstención “por responsabilidad”, con los autónomos, las familias y como grupo mayoritario de la oposición, todo ello “a cambio de nada, sólo aprobar el documento que salía de la Junta de Gobierno Local”, pero el voto es “en contra tras aceptarse las enmiendas de la ultraderecha, que no se corresponden para nada con el modelo del gobierno local”.

Por su parte, la viceportavoz de IU Alba Doblas ha remarcado que el documento se presenta “otra vez con los plazos al límite” y con “el gobierno local que ha jugado al despiste continuamente”, diciendo que “el Ayuntamiento tiene mucho dinero y se puede permitir la bajada de impuestos y luego solicita al Gobierno más dinero, porque no tiene para atender las necesidades”.

Según ha enfatizado, “estamos en una situación límite y la ciudadanía necesita que el Consistorio se ponga de su lado, no bajando los impuestos a quienes más tienen, sino dotando de herramientas para salir de esta situación”, así como “hacer posible el plan de choque, que han encerrado en un cajón”. Así, Doblas ha pedido a PP y Cs que “abandonen a la ultraderecha”.

Y la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, ha advertido de que “la política fiscal de este cogobierno no es la nuestra”, al “rebajar impuestos poniendo en peligro lo público” en “el contexto de pandemia”, ha apostillado, para afirmar que el gobierno local “comete un error” por “decisiones ideológicas” y con una bajada de impuestos que “no beneficia a todos por igual”, sino a “las familias de más poder adquisitivo”.

Crédito de 3,5 millones

En otros puntos, se ha dado el visto bueno de forma inicial a la modificación de crédito del presupuesto del año 2020, mediante la concesión de crédito extraordinario, por 3,5 millones de euros para las empresas municipales de transportes, saneamientos y cementerios, Aucorsa, Sadeco y Cecosam, ante los gastos derivados de la pandemia del coronavirus Covid-19 y las consecuencias a las que hacen frente.

En concreto, dicho punto ha contado con los votos favorables del PP y Cs y la abstención del resto de grupos, de manera que el concejal de Hacienda ha elogiado “el compromiso de todos los grupos para sacar adelante a empresas que hacen falta para la ciudad y que sigan siendo públicas”.

En este sentido, supone una modificación presupuestaria de un crédito extraordinario de 3,5 millones de euros para las citadas empresas, de forma que dos millones son para Aucorsa, un millón para Sadeco y 500.000 euros para Cecosam, ante los gastos que soportan por la pandemia.