Asaja critica que el Gobierno no celebre reuniones en el marco del Pacto Nacional del Agua

“Esta situación empobrece nuestras zonas rurales debido a la penosa situación de los cultivos de secano, que hace que sólo los riegos sean competitivos”

Asaja Córdoba ha mostrado su “preocupación e indignación” por la respuesta obtenida por parte del Gobierno central en la que ha informado de que “actualmente no se están celebrando reuniones en el marco del Pacto Nacional del Agua“.

El Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), dirigido por Teresa Ribera, ha enviado un escrito a la organización agraria tras la carta remitida por Asaja Córdoba el pasado agosto en la que trasladaba una serie de demandas históricas de regadío por parte de los agricultores de Córdoba, tanto en la cuenca del Guadalquivir como en la del Guadiana, para que se valoren y sean incluidas en los acuerdos que se adopten dentro del Pacto Nacional del Agua.

El ministerio ha precisado que “en esta dirección general no se ha producido ninguna reunión en ese marco”. Aunque “sí se están desarrollando encuentros por parte del Miteco en el marco del Libro Verde de La Gobernanza del Agua”.

Malestar en ASAJA

Asimismo, la organización de agricultores ha mostrado su “malestar” por las últimas declaraciones del presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, quien ha afirmado que es preciso “poner contención a los nuevos regadíos, da igual que sea con aguas superficiales o generadas”. Esta respuesta para Asaja supone un “enorme agravio” para la provincia de Córdoba que es la más agua almacena (49,55%) y la que menos riegos tiene (16,83%) de la cuenca.

Asaja ha añadido que, también, Córdoba es la provincia que menos porcentaje de olivar en riego tiene en esta cuenca (14,39%) a pesar de ser la segunda en superficie de olivar. Por lo que “esta situación empobrece nuestras zonas rurales debido a la penosa situación de los cultivos de secano, que hace que sólo los riegos sean competitivos”. La gran demanda es la necesidad de ampliar regadíos en Córdoba para garantizar un futuro a las explotaciones de la provincia.

“Revertir la situación”

Desde la organización agraria entienden “que hay dotaciones suficientes para revertir la situación”, ha manifestado el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa. En Córdoba, según datos de la Consejería de Agricultura, se han dejado de usar desde los años 90, o no se han asignado dotaciones previstas en el Plan Hidrológico, “un mínimo de 228 hectómetros cúbicos, mientras que en otras provincias se han ido incrementando los regadíos desde esa fecha”.

“Esos 228 hectómetros cúbicos procederían de las zonas regables del Guadalmellato, Guadajoz, riegos con toma directa y Genil Cabra, entre otras, y daría para poner 150.000 ha de olivar en riego, lo cual supondría mucho empleo y riqueza”, ha remarcado.

De esta forma, “podemos concluir que Córdoba tiene una infradotación de regadío muy notable frente a otras provincias y que hay dotaciones suficientes para revertir la situación”, ha dicho la organización agraria.

“Eso es lo que desde Asaja pedimos que se valore en el Pacto Nacional del Agua y en el Pacto Andaluz del Agua porque no cambiar este injusto agravio sería poner en grave riesgo la economía de las zonas rurales cordobesas, más aún cuando hay agua suficiente sin quitar nada a nadie si se toman las decisiones adecuadas, que permitirían poner en Córdoba un mínimo de 150.000 hectáreas de olivar en riego a razón de 1.500 metros cúbicos por hectárea”, ha apostillado Asaja.