Palma del Río, capital de las artes escénicas un año más

Feria del Teatro de Palma del rio

Entre los días 2 y 5 de julio, más de 100 programadores se darán cita en la localidad cordobesa para una nueva edición de Palma, Feria de Artes Escénicas

 

 

 

 

 

 

 

 

La localidad cordobesa de Palma del Río volverá a convertirse, entre los días 2 y 5 de julio, en el epicentro nacional en el ámbito de las artes escénicas. Y es que, como cada año, vuelve, y con más fuerza que nunca, una nueva edición de Palma, Feria de Artes Escénicas.

Una cita que nació en 1984 como “un sueño”, y que “hoy acaba de cumplir 36 años”. Así lo ha explicado la alcaldesa de Palma del Río, Esperanza Caro de la Barrera, en la presentación de evento en la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía. En la rueda de prensa, Barrero ha estado acompañada por la delegada territorial de Cultura del Gobierno andaluz, Cristina Casanueva; el vicepresidente de la Diputación, Salvador Blanco; el director de la feria, Ramón López; y el patrono de la Fundación Cajasur, Jacinto Mañas.

A lo largo de su dilatada trayectoria, este evento, que surgió bajo el nombre de Muestra de Teatro en el Sur, ha crecido siguiendo siempre un criterio renovador. Así, pasó a denominarse, en 1992, Feria de Teatro en el Sur. Finalmente, fue en la pasada edición cuando, lo que hoy es ya la gran cita cultural por excelencia de Palma del Río, adquirió el título de Feria de Artes Escénicas.

Una aventura que, en palabras de la alcaldesa, “comenzó en una jaima de la diputación”, y que ha ido tomando forma hasta ser hoy “una feria profesional”. Así, son ya tres décadas y media a lo largo de las cuales la feria ha elevado a este municipio cordobés al estatus de “referente nacional de las artes escénicas”.

Palma, Feria de Artes Escénicas
De izquierda a derecha: Ramón López, Salvador Blanco, Cristina Casanueva, Esperanza Caro y Jacinto Mañas

Éxito garantizado gracias muchos factores

Tanto es así, ha proseguido Caro, que Palma se consolida ya como “uno de los principales instrumentos con los que cuenta nuestra Comunidad Autónoma para la promoción de la producción teatral andaluza”.

Con ello, la feria también goza de prestigio a nivel nacional como un importante punto de encuentro y debate “donde se dan la mano los profesionales del sector, el público y las instituciones que apuestan por hacer de la feria un escaparate nacional de teatro hecho en Andalucía”.

Cada año, Palma logra, que en torno a 100 programadores llegados de todo el territorio nacional, compartan con un público incondicional la magia que ofrece la escena. De esta forma, se produce en esta feria una fusión inigualable de la experiencia de las grandes compañías, con el impulso creador de otras más jóvenes.

Un privilegio que, tal y como ha explicado la alcaldesa, “ha sido posible gracias a la confluencia de 5 elementos muy bien combinados”. Elementos entre los que se encuentran el apoyo de instituciones; la creatividad y saber hacer profesionales del sector; un público incondicional, pero a su vez, muy crítico; los medios comunicación; y el talento equipo organizador, encabezado por su director artístico Ramón López, y por el coordinador Manolo Pérez.

4 días de espectáculos… y homenajes

En esta edición, la feria continúa con su objetivo de “impulsar y difundir las distintas creaciones escénicas de Andalucía”, propiciando el dialogo entre los creadores, el público, los gestores y las instituciones. Y lo hará mediante la representación de un total de 25 propuestas de diferentes compañías de Granada, Sevilla, Málaga, Cádiz y Jaén; 8 de las cuales serán estrenos.

Pese a que su comienzo oficial tendrá lugar el día 2, los asistentes ya podrán disfrutar desde el primer día de julio de un pequeño aperitivo con la proyección del documental ‘Escaparate de sueños’.

De igual forma, durante los 4 días que dura la feria, habrá tiempo para rendir homenaje a los 30 años durante los cuales El Espejo Negro ha permanecido en el escenario. Además, Varuma Teatro también recibirá su reconocimiento en Palma, en este caso por sus 20 años de impulso e innovación en el sector del circo contemporáneo en Andalucía.

Otro de los momentos emotivos de esta edición de Palma será el Premio Salvador Távora, en homenaje al dramaturgo sevillano, recientemente fallecido. En su primer año de conmemoración, este galardón será otorgado al estilista sevillano Manolo Cortés, hoy en día convertido en una referencia más allá de nuestras fronteras.

Así, la feria continúa con su afán por ubicar “un punto de encuentro entre compañías jóvenes y consagradas”. De este modo, algunos de los pesos pesados del teatro se darán cita en Palma del Río el próximo mes de julio. Compañías como La Zaranda, Atalaya Teatro, El Espejo Negro, Etcétera Títeres o Lavíebel harán las delicias del público asistente.

De igual forma, espectáculos de danza, circo, teatro de calle, clásicos revisados, flamenco, nuevas dramaturgias o espectáculos infantiles contarán también con compañías de cabecera para deleite de los asistentes.