Pantallas protectoras contra el coronavirus en Puente Genil: de iluminar fiestas y verbenas a derrochar solidaridad

Una empresa de Puente Genil se vuelca en la fabricación de pantallas protectoras contra el coronavirus. Andrés Muñoz, CEO de Porgesa-Deckoro, señala que han repartido 2.700 unidades en varios municipios españoles

ARVE Error: No attachment with that ID

“No me imaginaba haciendo 2.700 pantallas para proteger a la sociedad”. Lo comenta con una grata y sincera sensación Andrés Muñoz, el CEO de Porgesa-Deckoro. Una empresa de iluminación y decoración ubicada en Puente Genil especializada en eventos y que, tras aplicar un ERTE a su plantilla por el parón de su actividad, ha dejado entreabierta la puerta a una ola de solidaridad y generosidad en forma de pantallas protectoras contra el coronavirus. Un elemento de prevención que ha llegado a sanitarios, agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, trabajadores de supermercados, y otros profesionales de toda la geografía nacional.

Once de la mañana en el Polígono Industrial San Pancracio de Puente Genil. El más conocido del municipio de la Campiña Sur. En la Avenida de Iryda y con un trasiego de vehículos propio de un domingo por lo escaso, una puerta de hierro encajada nos separa de una nave espaciosa. En su interior y con música española de ambiente, diez voluntarios desempeñando una “laboriosa” – asegura Andrés – y organizada tarea artesanal para hacer las pantallas protectoras ante el coronavirus. Y Scooby. El perro que les acompaña y al que no tuvieron que sacar a pasear a la calle en las casi dos horas compartidas con Andrés, su mujer y su madre, Ana (su hija), Jorge (un amigo), Lidia (una sobrina a la que sorprendieron con un bizcocho de zanahoria por su 26 cumpleaños que no dudó en trocear para compartir) y compañía.

¿Dónde han llegado las pantallas protectoras?

Como todo empresario, el CEO de Porgesa-Deckoro tiene relación personal y profesional con varios grupos de profesionales de su sector u otros diferentes. Es ahí cuando se enteró de un movimiento para producir pantallas en 3D por la necesidad imperiosa que tienen los profesionales sanitarios y otros que trabajan en servicios esenciales. A falta de medios, imaginación. “Estuve unos cinco días encerrado en la empresa haciendo distintas pruebas con distintos materiales y maquinaria hasta que desarrollé una con la que podía ser posible ayudar”, destaca Andrés Muñoz.

pantallas coronavirus Puente Genil
Muestra de las pantallas protectoras que está desarrollando Porgesa-Deckoro.

El carácter solidario de su familia y el de su círculo de amigos ha sido el requisito definitivo para unirse en torno a prestar su tiempo y colaborar en un proyecto solidario que ya ha cruzado fronteras. Desde Puente Genil, Lucena o Antequera hasta Galicia, Cataluña, la Comunidad de Madrid o las Islas Canarias.

La incertidumbre de cara al futuro

Y la sensibilidad. En el entorno de los voluntarios de Porgesa-Deckoro hay dos personas conocidas que dieron positivo por coronavirus. “Es una circunstancia especial en la que cada uno lo vive de forma distinta y complicada”, indica Andrés Muñoz a Ahora Córdoba. Esta pandemia, asegura “estará en los libros de texto de cualquier colegio porque es histórico”. Y está convencido de que “de una manera o de otra nos afectará”. En el ámbito empresarial, apunta a un largo plazo para retomar el pulso económico. “Ni el mismo Gobierno sabe cuándo va a abrir la mano. ¿Precipitarme en una fecha? No tengo capacidad para hacerlo”, dice.

Los científicos siguen trabajando como nunca antes habían hecho. En tiempo récord. La vacuna es la solución. Y “mientras no exista todos tendremos desconfianza en ir a distintos sitios o ambientes”. Por eso acciones como las de las pantallas protectoras contra el coronavirus elaboradas en Puente Genil cuentan mucho para seguir confiando en la buena gente que existe en nuestra provincia. Que es mucha.