Patricia del Pozo decidirá si recurre la sentencia sobre la celosía de la Mezquita en base al informe jurídico

“Cualquier intervención que se haga en un bien protegido, sobre todo si es Patrimonio de la Humanidad”, como es el caso de la Mezquita, “debe pasar por la Comisión de Patrimonio, y muy pocas salen adelante”

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, ha dicho este martes que va a estudiar el “informe jurídico”, que le ha llegado este mismo día, para “decidir” si la Junta recurre “en casación” ante el Tribunal Supremo (TS) una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que obliga a reponer una celosía retirada en 2017 para permitir la apertura de la llamada segunda puerta en la Mezquita-Catedral de Córdoba.

Del Pozo ha hecho este anuncio al responder, en la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico del Parlamento andaluz, a las preguntas sobre ello de la parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía, Ana Naranjo, quien espera que la Junta no recurra dicha sentencia ante el TS y que, en primer término, ha criticado “la apropiación” de la Mezquita por la Iglesia Católica. También el que ésta quiso cambiarle “el nombre, llamándola Catedral”, o que pretenda trasladar las taquillas del Conjunto Monumental al Palacio Episcopal.

A ello se sumó, según el relato de Naranjo, la retirada de la mencionada celosía, algo que “no debió hacerse”, y así se lo avisó la formación de la parlamentaria cordobesa en su momento a Cultura, que, no obstante, recurrió el fallo de un juzgado cordobés, ahora confirmado por el TSJA, que conlleva el cierre de la segunda puerta, cuyo mantenimiento ha defendido la Junta y que existe, según ha señalado Naranjo, por “el empeño del Cabildo Catedral en hacer de la Mezquita el epicentro de la carrera oficial” de la Semana Santa, porque “no le parecía suficiente la Plaza de las Tendillas, en el corazón económico” de la ciudad.

Ante ello, la consejera de Cultura y tras recordar que ella ha “heredado” el mencionado procedimiento judicial, ha dicho entender que la decisión que tomó en su momento Cultura de autorizar el proyecto del Cabildo para retirar la celosía de uno de los arcos que da al Patio de los Naranjos de la Mezquita “pasó por todos los filtros de la Comisión de Patrimonio”.

De hecho, según ha remarcado, “cualquier intervención que se haga en un bien protegido, sobre todo si es Patrimonio de la Humanidad”, como es el caso de la Mezquita, “debe pasar por la Comisión de Patrimonio, y muy pocas salen adelante”, solo lo hacen “las que no dañan” el bien y “son compatibles con la arquitectura” conservada.

Junto a ello y tras señalar que el Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba tiene “la máxima protección” normativa, ha recordado que la Junta de Andalucía recurrió ante el TSJA la sentencia del juzgado cordobés, que ya dictaminó reponer la celosía, antes de que Del Pozo se hiciera cargo de la Consejería de Cultura y Patrimonio, y que ahora “la única puerta que queda es la casación”.

Precisamente, este martes le ha llegado el mencionado “informe jurídico” que había pedido sobre la sentencia del TSJA, para así determinar, antes del próximo 16 de junio, si es conveniente o no recurrir el fallo ante el Supremo en casación, y eso es lo que ahora, estudiando el informe, va “a ver, si hay o no posibilidades de casación”.

Lo decidirá, además, teniendo en cuenta que “en ningún momento se dice en la sentencia que se haya producido un daño en el patrimonio” y que, “de hecho, hay determinados artículos en la Ley de Patrimonio que permiten este tipo de intervenciones, porque no dañan al bien patrimonial”, con lo que “son compatibles”, pero, en cualquier caso, estudiará el informe jurídico que ha recibido, para decidir si recurre o no el fallo del TSJA ante el Supremo.