Tres policías de Córdoba actúan ante una agresión con arma blanca a un joven en Santiago de Compostela

Los agentes cordobeses frenaron la agresión y protegieron a la persona herida antes de avisar al Cuerpo Nacional de Policía

Tres policías de Córdoba han intervenido en una agresión con arma blanca que ha sufrido un joven en Santiago de Compostela. Además de la detención del presunto agresor, según ha informado el Ayuntamiento andaluz.

Los hechos ocurrieron el día 1 de noviembre sobre las 7,15 horas. Tres policías, que se encontraban realizando una visita a Santiago de Compostela, observaron cómo unos jóvenes recriminaban a otro su comportamiento en la avenida del Hórreo. Muy cerca del Parlamento gallego.

Poco después, tras oír un fuerte golpe, los tres agentes comprobaron cómo uno de los intervinientes en la pelea golpeó fuertemente en el tórax y la espalda de un joven hasta tirarlo al suelo. Acto seguido, al menos otros seis individuos comenzaron a golpear con patadas al joven que se encontraba en el suelo.

La actuación de los policías de Córdoba en Santiago se saldó con un cacheo al agresos que portaba un arma blanca

Ante este hecho, los tres policías locales de Córdoba se dirigieron rápidamente hacía el lugar donde estaban sucediendo los hechos en Santiago. Su intención fue la de salvaguardar la vida y la integridad de la persona agredida.

Debido a las voces y el tumulto existente, los agentes cordobeses mostraron sus credenciales profesionales. Consiguieron frenar la agresión y proteger a la persona herida.  Y poniendo en conocimiento de lo que estaba ocurriendo al Cuerpo Nacional de Policía.

En este contexto, uno de los agentes cordobeses observó que el individuo que inició la agresión escondía algo en su zona inguinal. Por lo que se le indicó que se mantuviera quieto y obedeciera las indicaciones que los policías le estaban facilitando. Ante su negativa, dos de los agentes se vieron en la obligación de reducirlo en la espera de la llegada de Policía Nacional, que poco después se personó en el lugar.

Tras ser informados de los hechos por los agentes cordobeses, cachearon al presunto agresor, a quien le localizaron e intervinieron un arma blanca oculta en la zona inguinal.

La información facilitada por el Grupo de Seguridad Ciudadana de Policía Nacional señala que la víctima de la agresión presentaba cinco heridas de arma blanca en la espalda, siendo una de ellas de gravedad, y que el agresor había sido detenido por tentativa de homicidio, por lo que se hacía cargo de la actuación el Grupo de Policía Judicial de Homicidios de Santiago de Compostela.