El alcalde negociará con grupos las cuentas tras aprobarse en Junta de Gobierno y duda de la voluntad del PSOE

José María Bellido intentará aprobar este viernes en Junta de Gobierno Local el anteproyecto de los presupuestos para Córdoba para 2020 e iniciar el procedimientos para su aprobación en el pleno

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), intentará aprobar este viernes en la Junta de Gobierno Local el anteproyecto de presupuestos para 2020 e iniciar todo el procedimiento para su aprobación en el Pleno. A partir de ahí, comenzará a negociar con los grupos municipales, aunque ha dicho que duda de “la voluntad” del PSOE en este caso, recelando de “las maniobras de distracción”.

Bellido ha señalado que “hay que cerrar un acuerdo con otras fuerzas políticas para aprobarlo en el Pleno”. Algo para lo que, según ha admitido, “con toda la hulmidad no tenemos 15 votos en el Pleno, sí 14 votos del gobierno local”.

Por tanto, ha agregado, “eso dificulta bastante la aprobación del presupuesto”. Además, ha remarcado que la propuesta que tienen la defienden “con convencimiento y determinación. Porque aporta mucho para lo que necesita la ciudad, especialmente en el apartado de inversiones”, dado que “va a ser una propuesta que aumenta muy considerablemente las inversiones”.

Comienzan las negociaciones

El alcalde ha aseverado que “se va a empezar a negociar con toda la buena voluntad con el resto de grupos para ver si se puede llegar a un acuerdo”.

En este sentido, ha comentado que “hasta ahora hay grupos que sí tienen una disposición leal y responsable con la ciudad para negociar, como Vox, pese a que en algún consejo haya mostrado sus discrepancias con lo que hay. Pero en términos generales está dispuesto”.

Sin embargo, ha señalado que “hay grupos como el PSOE con la antigua alcaldesa que de palabra dice una cosa, pero con sus hechos hacen otra”.

Y es que, “lo único que hemos encontrado en todos estos meses han sido trabas por el PSOE, poner palos en las ruedas, llamar a consejeros que son independientes en algunos consejos rectores para ver si podían forzar un voto negativo que impidiera que se aprobara y retrasara todo”, según ha detallado Bellido.

“Cuanto peor, mejor”

Al respecto, ha subrayado que “el PSOE juega aquí de farol: transmite una postura de estar dispuestos a hablar y negociar por la ciudad y por detrás hacen todo lo que puedan para que no se aprueben los presupuestos, porque parece que lo único que les interesa es que cuanto peor, mejor”.

Así, ha asegurado que ahora empieza a “dudar de la voluntad”. Aunque ha abundado en que “si hay voluntad de verdad de diálogo, se va a dialogar con todas las fuerzas políticas”, pero ha recelado de “las maniobras de distración de espaldas y decir otra cosa de cara al público”.

En definitiva, el alcalde ha instado a “quien diga que está dispuesto a negociar, que lo diga de verdad, pero que no haga perder el tiempo. No al gobierno local, sino a toda la ciudad”.