Internos de la prisión de Córdoba confeccionan equipos de protección para sanitarios

Estos internos en la prisión de Córdoba realizan, principalmente, realizadas por los internos de la prisión para los profesionales sanitarios de nuestra provincia

Internos de la prisión de Córdoba confeccionan equipos de protección – JUNTA DE ANDALUCÍA
Los internos del Centro Penitenciario de Córdoba están confeccionando equipos de protección, inicialmente batas impermeables, que podrán usar los profesionales de los hospitales públicos de la provincia. Y también, lógicamente de los centros sanitarios, para protegerse adecuadamente de esta pandemia por coronavirus.

Según ha indicado la Junta de Andalucía, el Hospital Universitario Reina Sofía y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) coordinan esta iniciativa. Desde allí, se planteó esta colaboración a la dirección de la prisión, siendo “muy bien recibida”. Enseguida, se organizó para empezar prestar su apoyo desde la semana pasada.

Taller industrial

La prisión de Córdoba dispone de un taller industrial de grandes dimensiones con numerosas máquinas de corte y de costura. Allí, habitualmente, los propios internos realizan todo tipo de ropa de cama, toallas y otros tejidos que luego se distribuyen entre los centros penitenciarios.

Por ello, ha explicado la directora de esta prisión, Yolanda González, “no dudamos en prestar nuestra ayuda cuando nos lo propusieron”. Es “una manera de devolver a los sanitarios todo lo bueno que nos han ofrecido siempre y en estos momentos mucho más”. “Nos ha parecido una buena idea poder contribuir desde aquí con una labor social tan bonita”, ha dicho González, quien ha señalado que a finales de semana habrán realizado entre 100 y 150 batas.

El taller de costura de la cárcel de Córdoba acoge diariamente a una veintena de internos y está coordinado por una maestra de taller que es trabajadora del centro. En él desarrollan una actividad productiva que se incluye en el programa de tratamiento de los internos y es, además, una vía formativa de cara a una futura inserción laboral. “Nos hemos organizado para seguir confeccionando nuestros tejidos habituales y sumar las batas para los sanitarios. Lo estamos haciendo con mucha ilusión”.