La suspensión de las procesiones puede generar pérdidas de hasta un 50 % en las floristerías

La suspensión de las procesiones de Semana Santa, aparte del golpe emocional en los cofrades, afectará a sectores como la cerería o las flores. En este caso, las ventas por el exorno floral de los pasos pueden representar el 50 % del volumen anual de negocio

La suspensión de las procesiones puede generar pérdidas de hasta un 50 % en las floristerías

La suspensión de las procesiones de Semana Santa por la pandemia de coronavirus, aparte del “mazazo” sentimental cofrade, está teniendo y tendrá repercusiones económicas. Concretamente, en sectores estrechamente ligados a aquellas como la cera o la flor. En este caso, la facturación realizada por el exorno floral de los pasos puede llegar a suponer el 50 % del volumen anual de negocio en una floristería.

Así lo ha explicado a Ahora Córdoba el cofrade y gerente de El Pinsapo, Flores y Decoración, Rafael Cuevas Mata. Su empresa está especializada, desde hace diez años, en el exorno floral de pasos y tronos en varios lugares de Andalucía. Éste ha asegurado que “es un duro golpe que tenemos que afrontar pero, evidentemente, la salud está por encima de todo”.

Método de trabajo

Cuevas asegura que su trabajo con las cofradías en esta faceta comienza el mes de enero cuando su director floral, Luis Nevado, comienza a idear cada uno de los exornos que va ir colocado sobre los pasos y tronos. A partir de ahí, se comienza a reservar flor al gran distribuidor de flor que es Holanda.

Así hasta estas fechas más próximas a la Semana Santa cuando se firman los contratos con las hermandades que abonan la mitad de presupuesto final, importe destinado a la compra del producto.  Flor que llegará justo a tiempo para terminar de madurar, calcular su apertura, etc.

“Afortunadamente, se han suspendido las estaciones de penitencia con antelación suficiente como para poder anular esos pedidos y, por supuesto, y como no podía ser de otro modo cancelar dichos contratos y devolver a las cofradías lo pagado”.

Después de contarnos que son muchas las flores que tanto en Chipiona (Cádiz), que es un gran proveedor nacional, como en Holanda están llegando a la basura asegura que mantiene la esperanza si esta crisis por la pandemia de coronavirus remite pronto.

Y es que salvo que esta terrible enfermedad vaya a más y se cancele cualquier actividad o acto público, en este caso religioso, llegará el Jueves Santo y como es costumbre secular en cada templo se instale el Monumento con el Santísimo. Auténticas obras de artesanía, en muchos casos, donde la flor, lógicamente, es ingrediente imprescindible.