Rafael Doctor revisa en la Bienal los códigos de la fotografía española contemporánea

El director del Centro Andaluz de la Fotografía, Rafael Doctor, ha planteado en la Bienal de Fotografía un recorrido por la fotografía española contemporánea a partir de la proyección de un gran número de imágenes.
El salón de actos de Vimcorsa ha acogido este jueves la primera conferencia de la Bienal, en la que Doctor ha explicado que el estudio de la fotografía española “tiene una historia muy corta”.

A finales de los años 80 la bibliografía sobre fotografía era aún escasa “y los museos no tenían colección de fotografía”, ha indicado el especialista, que subraya que una de las excepciones en el ámbito de la divulgación era Publio López Mondéjar.
Incluso relevantes profesores de arte contemporáneo “nunca mencionaban la fotografía, por desconocimiento, por desidia o por entender que era un arte secundario, connotaciones de un romanticismo mal entendido”. Así, “la fotografía se ha ido construyendo día a día: es una materia muy blanda”.
“Curiosamente, los fotógrafos han sido los historiadores, como en el caso de Fontcuberta”, ha señalado Doctor, que destaca la aceptación que hoy en día tiene esta disciplina artística entre el público, “porque todo el mundo la entiende”, y “la multiplicación de fotógrafos” que se ha producido en las últimas décadas, “hasta un nivel extremo”.
Presentado por el coordinador de la sección oficial de la Bienal, Óscar Fernández, ha indicado que “es imposible contar la historia de la fotografía” porque hay innumerables “lecturas”. Además, como revelan las redes sociales, “todos tenemos la posibilidad de construir imágenes maravillosas: hay personas con una mirada increíble”. También cabe hablar de “un exceso de información al que todos nos hemos acostumbrado y que hace que todo se mezcle”.

Rafael Doctor revisa en la Bienal los códigos de la fotografía española contemporánea

El director del Centro Andaluz de la Fotografía ha centrado su recorrido en los últimos 20 años, arrancando con imágenes de Alberto García-Alix y Cristina García Rodero.
La segunda “mira el mundo, mira hacia fuera y construye su discurso a partir de esa mirada: ha hecho un trabajo inmenso recorriendo el mundo”. El primero “mira su propio mundo, su mirada es un autorretrato constante”: son dos nombres que con sus enfoques opuestos “pueden definir esta historia”.
El experto ha compartido con los asistentes fotografías de, entre otros, Judith Prat, destacada autora de fotorreportajes; Clemente Bernad, interesado en la memoria histórica “para que este país pueda recuperar su dignidad”; Gervasio Sánchez, “fotorreportero esencial y una persona que ha hecho mucha cohesión con el resto de fotorreporteros”, Fernando Moleres, Emilio Morenatti, Estela de Castro, José Manuel Ballester y Cristina de Middel, que “aporta a la fotografía la interrogación de la verdad”.
Para el experto, resulta interesante el concepto de “fotografía democrática, la de todos, con la que convivimos en nuestra vida, una fotografía que no pide nada” pero que tiene un gran papel comunicativo.