Estos son los rastreadores de la Brigada Guzmán el Bueno X

Hasta 60 militares de la Brigada Guzmán el Bueno X realizan desde finales de septiembre labores de rastreo desde un call center ubicado en la Base Militar de Cerro Muriano

Hasta 60 militares de la Brigada Guzmán el Bueno X realizan desde finales de septiembre labores de rastreo desde un call center ubicado en la Base Militar de Cerro Muriano

Motivados, orgullosos, y conscientes de la importante labor de apoyo al sistema sanitario. Así se muestran los militares de la Brigada Guzmán el Bueno X que actualmente desempeñan su tarea como rastreadores.

Un servicio que prestan desde hace tres semanas en un momento difícil debido al aumento exponencial de casos de COVID-19. Aunque por encima de esa dificultad está el hecho de acercarse nuevamente al ciudadano. La soldado Arroyo asegura que lo más gratificante es “el trato” con la gente. “Sea una persona mayor, adulta o joven, la sensación que me queda es que la ciudadanía quiere colaborar”. Y “recibe de buen modo los consejos que les damos”, señala.

Para el desarrollo de esta labor de rastreadores por parte de la Brigada Guzmán el Bueno X, los militares han superado un curso online en el que han adquirido los conocimientos básicos como para poder hacer un seguimiento eficaz a los afectados, identificar sus contactos cercanos, y obtener la mayor información con tal de evaluar posibles casos.

Primera unidad del Ejército de Tierra en toda Andalucía

El soldado Lino detalla algunas de las preguntas que les hacen a las personas con las que se ponen en contacto. De media son doscientas llamadas. “Le preguntamos qué tal están, le transmitimos confianza y que sus datos serán tratados con confidencialidad”, asegura.

Una labor que se realiza en turnos rotatorios de mañana y tarde. Lo hacen desde un centro de llamadas ubicado en la Base Mililtar de Cerro Muriano, en Córdoba, conectado a la plataforma de la Consejería de Salud de la Junta. Siendo además la primera unidad del Ejército de Tierra que realiza estas funciones en Andalucía con motivo de la Operación “Misión Baluarte”.