Recomendaciones para evitar alergias e intolerancias alimentarias en la Feria

116

La precaución y el control de la alimentación evitarán contratiempos y favorecerán la diversión en estos días festivos

Un grupo de jóvenes en La Feria de Córdoba | Foto: Rafa Alcaide

Un buen control de la alimentación y la precaución ante posibles alergias o intolerancias alimentarias favorecerán el disfrute de la Feria de Nuestra Señora de la Salud, según ha indicado Ignacio García Núñez, jefe del servicio de Alergología de los hospitales Quirónsalud Córdoba y Campo de Gibraltar.

El especialista ha explicado que en días festivos se suelen cometer algunos excesos en la alimentación, por lo que los alérgicos “deben estar muy alerta”. Además de los riesgos que tiene la feria para los alérgicos al polen de olivo por la acción del albero (como depósito de polen e irritante) y el polen en suspensión, se suman los riesgos para los pacientes con alergia e intolerancia alimentarias.

 

Por un parte, los afectados de intolerancias alimentarias como gluten o lactosa, entre otras, deben tener cuidado con lo que toman, ya que directamente o a través de las trazas que pudieran contener los alimentos, se podrían presentar los síntomas digestivos característicos de una intolerancia alimentaria como son dolor de barriga, gases, eructos, vómitos, diarreas y malestar general.

Por otro lado, los pacientes con alergias alimentarias a productos como frutos secos, pescados, mariscos, leche o huevo, entre otros, deben cuidar lo que comen, así como “sus presentaciones enmascaradas en salsas o arroces”, ha señalado el doctor García. Al igual que ocurre con las intolerancias alimentarias, la ingesta de un alimento que provoque alergia “puede estropear el disfrute de la fiesta, ya que las reacciones pueden ser mucho más severas por la evolución natural de la alergia alimentaria y la presencia de cofactores que pueden agravar la reacción (alcohol, calor) y hacerlas más rápidas y graves”.