¿De quién es la responsabilidad de las ocupaciones ilegales?

Son muchas las denuncias de cordobeses sobre ocupaciones ilegales en sus propiedades. Casos como el de el obrador de pan Hermanos Muñoz que hemos conocido recientemente. Una nave situada en el Polígono de Chinales de la capital cordobesa que fue ocupada al poco tiempo de cerrar ante el desamparo de sus propietarios que no pudieron hacer nada para evitar la ocupación.

Ana Muñoz, co-propietaria de la nave afirmaba que “cambiamos puertas y cerraduras, contratamos un seguro, pero a los pocos días se metieron dentro, llamamos a la policía pero nos dijeron que no podían hacer nada”. Hermanos Muñoz cerró como muchas empresas cordobesas a causa de la crisis hace unos años, hoy es un claro ejemplo de la situación que viven muchas familias por la presencia de ocupas que invaden sus propiedades de manera ilegal.
¿Quién tiene la responsabilidad sobre este asunto?
Ana decía que “la única solución que me dan es denunciar judicialemente, el problema es que tú denuncias, te gastas un dineral en arreglarlo todo, y a los pocos días vuelven a entrar. Denunciar es una solución momentánea pero no definitiva”. La co-propietaria de esta nave que está prácticamente destruida, con puertas y ventanas rotas y techos quemados considera que “el ayuntamiento debería tener alguna responsabilidad, no pueden dejar a los cordobeses desamparados ante una situación así. Yo pago mis impuestos, cumplo con mis obligaciones y el consistorio mira hacia otro lado mientras ocupan mi propiedad”.

Este medio se ha puesto en contacto con fuentes del ayuntamiento que aseguran que las ocupaciones ilegales no son competencia del mismo. Por su parte, el Partido Popular insiste en que el consistorio no puede mirar hacia otro lado.
En este sentido, José Mª Bellido, portavoz del PP en el ayuntamiento de Córdoba y candidato a la alcaldía afirma que “lo primero que hay que hacer es cambiar la ley”, y asegura que “si soy alcalde de Córdoba crearé una ley antiocupas que garantice una mayor rapidez en los procesos y mayor protección a los propietarios de las viviendas”.
Además Bellido ha denunciado que “hace varios años que no se hacen viviendas sociales, y que estas son necesarias para evitar el problema de las ocupaciones”.
Ya sea por no tener las competencias sobre el asunto, por la ley, o por la falta de viviendas sociales, las ocupaciones ilegales siguen siendo un problema que sufren a diario muchas familias cordobesas que solo piden que alguien les ayude.