José Antonio Peñarroya será el Rey Baltasar de Córdoba

Peñarroya ha sido el elegido como Baltasar de Córdoba mediante sorteo de la Federación cordobesa de Peñas

 

Los días de diciembre van pasando rápido en el calendario para alcanzar las ya inminentes fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Inaugurados los principales y más monumentales belenes de la ciudad, ayer fue el turno – en la Federación de Peñas de Córdoba – para elegir por sorteo al encargado de dar vida a Baltasar en la Cabalgata de Reyes Magos del próximo 5 de enero.

El elegido, más bien premiado, fue José Antonio Peñarroya Muñoz que pertenece a la Casa de Castro del Río en Córdoba y que encarnará al monarca de color en el desfile que recorrerá las principales arterias de nuestra ciudad derrochando magia e ilusión en las horas previas a la llegada de SS.MM. los Reyes de Oriente.

Tradicionalmente es la Federación de Peñas Cordobesas la que elige a este Rey entre sus asociados y familiares mediante este sorteo que se ha realizado en su sede, acto que contó con su presidente, Alfonso Morales y con Salvador Fuentes, tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba.

Baltasar
De izda. a dcha., Alfonso Morales, pte. Federación de Peñas; José A. Peñarroya y Salvador Fuentes, tercer teniente de alcalde Ayto. Córdoba./RAFA ALCAIDE
Melchor

Mañana jueves se conocerá también el nombre de quién será el Rey Melchor. En este caso, se realiza mediante un sorteo promovido por el Ayuntamiento entre los cordobeses que se hayan inscrito y que, en esta ocasión, han sido más de 340.

Según recoge la normativa es imprescindible, para que se produzca el nombramiento, que la persona agraciada se encuentre en la casa capitular durante la celebración del sorteo dirigido por la ONCE.

Asimismo, se señalará dos suplente en previsión de alguna circunstancia que pudiera imposibilitar la participación de la persona agraciada. Estos serán designados a partir de los números anterior y posterior (por este orden) del número perteneciente al de la persona que represente al Rey Melchor.