Hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir promocionan la vida saludable sin tabaco en la ‘Semana sin Humo’

La ‘Semana sin Humo’ discurre este año entre los días 25 al 31 de mayo, aprovechando la cercanía del Día Mundial Sin Tabaco, que se conmemora el último día del mes

Los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir –los comarcales de Andújar (Jaén) y Montilla (Córdoba) y los de Alta Resolución de Sierra de Segura, Alcaudete y Alcalá la Real en Jaén, y Puente Genil y Valle del Guadiato en Córdoba– están reforzando en estos días su mensaje de la importancia de no fumar para evitar enfermedades asociadas durante la celebración de la ‘Semana sin Humo’.

Según ha indicado la Junta en una nota, la ‘Semana sin Humo’ discurre este año entre los días 25 al 31 de mayo, aprovechando la cercanía del Día Mundial Sin Tabaco, que se conmemora el último día del mes, y que en esta ocasión está relacionado con la salud pulmonar.

Estos centros hospitalarios están llevando a cabo acciones para sensibilizar tanto a los pacientes como a familiares y profesionales fumadores buscando que abandonen este hábito nada saludable. A través de distintos canales de comunicación están difundiendo información de los rápidos beneficios que tiene para la salud el abandono de este nocivo hábito y lo perjudicial que es incluso el tabaquismo pasivo o la inhalación del aire contaminado por el humo de tabaco, sobre todo para los menores, además de los recursos disponibles para abandonarlo.

Otra de las acciones que se van a desarrollar es la instalación de mesas informativas donde se intercambiarán cigarrillos por libros y chicles sin azúcar. Aprovechando esto como reclamo para realizar intervención básica en tabaquismo con personas fumadoras.

Las mesas contarán con la participación de profesionales sanitarios del área de Medicina Preventiva, personal de Enfermería y de Biblioteca de la Agencia, así como con miembros de algunas asociaciones del área de referencia de los centros, como es el caso de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Igualmente, en dichas mesas se van a realizar pruebas de cooximetría a aquellas personas fumadoras que quieran comprobar su índice de monóxido de carbono en el aire espirado, con las que se pretende concienciar a los pacientes sobre los riesgos que entraña el hábito tabáquico para los fumadores y quienes los rodean.

También en la intranet de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir y en su web externa se han colgado contenidos específicos sobre tabaquismo para seguir incidiendo en la importancia de concienciar y actuar frente a este hábito.

SALUD PULMONAR

La especialista en Medicina Preventiva de la organización, María del Pilar Fernández, ha destacado que “este año la campaña centra la mirada en las consecuencias negativas de la exposición al tabaco en la salud pulmonar”.

“El tabaco puede afectarla a través del cáncer de pulmón, la EPOC, la alteración de los pulmones en fetos expuestos al humo de los cigarrillos y las infecciones respiratorias. También contamina el aire en lugares cerrados, ya que su combustión libera al aire más de 7.000 sustancias químicas, 69 de las cuales causan cáncer”, ha afirmado.

La iniciativa de cambiar cigarrillos por libros, que se lleva a cabo por cuarto año consecutivo, dado el éxito de la primera vez, está impulsada por la Biblioteca de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir y va ligada al proyecto ‘LibroTerapia’ –que desde finales de 2010 ha puesto a disposición de los pacientes cientos de libros de diversas temáticas con el objetivo de amenizar su espera en consultas o su tiempo de hospitalización–.

HÁBITOS SALUDABLES

Su atractivo recae en llamar la atención de los usuarios de los hospitales y fumadores invitándoles a un hábito saludable para la mente, como es la lectura, para lo que, a cambio de cigarros, les regalan libros de aventuras, salud, historia, novela, arte o poesía, entre otros.

Todos los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir están adheridos a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (Rsselh). La misión de esta red es desarrollar una estrategia integral común y coordinada de promoción de la salud, prevención, control y tratamiento del tabaquismo. Los centros sanitarios de la agencia cuentan con los niveles de acreditación bronce o plata y siguen trabajando en la consecución de estándares para seguir avanzando en esta acreditación.

También se pone en marcha un plan de formación anual para mejorar las competencias del personal sanitario y ofertar la mejor ayuda a pacientes con patologías específicas para dejar de fumar. El objetivo es poder ofrecer intervención básica a todo paciente fumador atendido en el centro, e informarlo sobre los recursos a su alcance para ayudarle a dejar de fumar como la línea telefónica gratuita ‘Quit Line’ (900 850 300), entre otros.

Asimismo, existe un plan de vigilancia activa para asegurar el cumplimiento de la normativa de no fumar en todo el recinto hospitalario –incluidos los aparcamientos–. En este sentido, los centros hospitalarios cuentan con señalización, interior y exterior, que recuerda esta prohibición, así como la pertenencia a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo.