Sencillos consejos para evitar un robo en nuestra casa estas vacaciones

Recomendaciones del agente de la Comandancia de la Guardia Civil, José Consuegra, para evitar sustos, atracos y ocupaciones ilegales en nuestros hogares

Entre los meses de julio y agosto, el 90% de la población abandona su lugar de residencia para comenzar sus vacaciones estivales. Vayamos lejos o cerca de nuestra ciudad, estamos expuestos a sufrir atracos u ocupaciones en nuestros hogares. Para evitar un robo en nuestra casa, el agente de la Comandancia de la Guardia Civil, José Consuegra, nos aporta una serie de recomendaciones para evitar sustos innecesarios mientras disfrutamos del verano.

Medidas a adoptar durante nuestras vacaciones

  • Dejar las puertas y ventanas cerradas de nuestra vivienda.
  • En la medida de lo posible, hacer creer que nuestra vivienda está habitada (dejar la luz encendida, pedir al vecino que recoja la correspondencia del buzón, contratar una alarma o que algún familiar visite la vivienda en ocasiones).
  • Si dejamos algún objeto de valor en nuestra casa debemos guardarlo en un lugar seguro. A ser posible fotografiarlo para que, en caso de ser robado, sea más fácil su localización y recuperación.
  • Evitar comentar los planes vacacionales con gente desconocida y no publicar nuestra actividad en redes sociales. No debemos facilitar fechas de vacaciones a personas que no sean de nuestra confianza.
  • Desactivar la geolocalización del móvil.
  • Desviar las llamadas del teléfono fijo al móvil. Un teléfono que no deja de sonar en el interior de una vivienda es una pista para los ladrones de que no hay nadie en el interior.

En caso de robo

  • Si al regresar de las vacaciones encontramos la puerta abierta o una ventana rota, no debemos entrar. En ese caso, tenemos que llamar a la Policía Nacional (091) o a la Guardia Civil (062).
  • Para los ladrones todos los ojos son cámaras de seguridad, afirma Consuegra. Si vemos algo extraño tenemos que dar aviso.
  • La colaboración ciudadana es importantísima. Bien para evitar un robo en nuestra casa o bien para el esclarecimiento del mismo en caso de que se haya cometido.
  • Si un ladrón entra en su casa, nunca le haga frente. Salga y llame a quien pueda ayudarle.