Todo lo que debes saber sobre los sistemas de retención infantil

Desde este lunes y hasta el próximo día 6 de octubre, Campaña Especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre Cinturón de Seguridad y Sistemas de Retención Infantil (SRI)

sistemas de retención infantil

Aunque el uso del cinturón de seguridad se ha incrementado en los últimos años, existen todavía graves lagunas. Esto es difícilmente entendible si tenemos en cuenta la relación entre la sencillez de uso y su eficacia, ya que reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. No llevar puesto el cinturón de seguridad es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores de riesgo en la carretera.

El cinturón, un seguro de vida

El cinturón de seguridad es un seguro de vida. No hay que olvidarse de él y llevarlo siempre abrochado, tanto en carretera como en ciudad. Esta norma es de obligado cumplimiento tanto para el conductor como para los pasajeros. No utilizar el cinturón en los asientos traseros supone un gran riesgo: en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero puede ser de hasta 8 veces mayor.

En este sentido, en los 10 años de aplicación de la Ley del Permiso por Puntos en nuestro país, las infracciones por no usar el cinturón de seguridad o los Sistemas de Retención Infantil constituyen la segunda causa con un 11% sobre el total de multas.

Sistemas de Retención Infantil

En el caso de los Sistemas de Retención Infantil, estos son igualmente eficaces y de obligado cumplimiento, tanto en ciudad como en carretera. Uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es “lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla”.

Los S.R.I son el mejor seguro de vida del niño en el interior de los vehículos. Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado en caso de haber empleado los sistemas de retención infantil. Ante un posible accidente, un niño sin sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves.

Consejos

• Nunca lleve a un niño en brazos, ni utilice su mismo cinturón de seguridad para protegerle.

• Asegúrese que la silla está bien instalada. Adapte el reposacabezas y los arneses de la silla a medida que el niño vaya creciendo

• Los SRI son obligatorios para niños con una altura inferior a 1,35 m. (Alrededor de 12 años).

• Jamás coloque una sillita, sobre todo instalada en sentido contraria a la marcha, con el airbag conectado

• No bajar la guardia en los trayectos cortos. En los trayectos de casa al colegio es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.

• Los niños deberán viajar en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible. Si se puede hasta los 4 años.

• El S.R.I debe ir perfectamente instalado. No debe moverse. La mejor opción es el anclaje mediante el sistema ISOFIX.

• La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre indica que es preciso pasar a otra del grupo superior.

• Los padres deben dar siempre ejemplo, poniéndose siempre el cinturón.