Cientos de cordobeses afectados por esta práctica y muchos ni lo saben

Realizar compras y solicitar el pago aplazado, es algo habitual. Hay que estar atentos porque podríamos estar usando las famosas tarjetas Revolving y no saberlo

Es habitual ir de compras a las grandes superficies y solicitar el pago a plazos del artículo adquirido. Para ello necesitaremos la utilización de una tarjeta, que nos ofrecerán el servicio financiero de ese establecimiento. Y es aquí donde debemos estar atentos por que podríamos estar firmando el contrato de la famosa tarjeta revolving.

Pero, ¿qué pasa con esta tarjeta?. ¿Qué es la tarjeta revolving?

Antonio Hinojosa, de Abogados Hinojosa nos responde. “La tarjeta revolving es una tarjeta de crédito, que conlleva el aplazamiento de esa disposición o de esa compra pagando mensualmente una determinada cuota durante el plazo acordado. Generando un tipo de interés entre un 20 y un 30%, a parte de las comisiones por disposición del crédito que se aplica”.

No se advierte al usuario

Son tarjetas de crédito para pagar a plazos. Pero no se advierte al cliente del alto interés que conlleva el uso de las mismas, triplicando el tipo interés que se da por los préstamos personales situada entre un 8 y un 10%.

tarjetas revolving
Antonio Hinojosa, de Abogados Hinojosa

El abogado Antonio Hinojosa aconseja que miremos los extractos de la tarjeta revolving porque es posible que “después de llevar abonando ese crédito aplazado durante un largo periodo de tiempo puede comprobar el usuario que sigue teniendo prácticamente el mismo importe o ha disminuido poco. Incluso puede deber hasta más dinero del que inicialmente se contrató y muchos ni lo saben”, entendiendo este abogado que no hay ninguna información completa y detallada en la contratación de este producto por parte de la entidad financiera, donde el consumidor termina incurriendo en una espiral de endeudamiento sin amortizar el capital.

Sentencias favorables  al usuario

Son varias las sentencias que dan la razón a los usuarios de las tarjetas revolving, condenando a las entidades  financieras a la devolución de los intereses cobrados . Para el abogado Antonio Hinojosa el punto de inflexión se dio en la” Sentencia del Tribunal Supremo, Sala 1ª, dictada en Pleno, de 25 de noviembre de 2015 (nº 628/2015). Esta Sentencia declaró la nulidad de un contrato de tarjeta revolving con base en la infracción del artículo 1.1. la Ley de 23 de julio de 1908, de represión de la usura”.

Si es usted usuario de esta tarjeta o cree que podría serlo, saque un extracto de sus movimientos de esta tarjeta y visite a un abogado