Hospital La Arruzafa apoya el distintivo ‘Tengo baja visión’

El hospital oftalmológico colabora en el lanzamiento de una campaña de sensibilización a través de la Unidad de Baja Visión en la jornada en la que se celebra el Día Mundial de la Visión

Tengo Baja Visión

El Hospital La Arruzafa (HLA) a través de su Unidad de Baja Visión, conmemora el Día Mundial de la Visión, que se celebra hoy. Lo hace colaborando en el lanzamiento de una campaña de sensibilización dirigida a personas con condiciones visuales reducidas denominada ‘Tengo baja visión’.

La iniciativa, ha sido promovida desde Retinosis Retina Begisare. Una asociación que aúna a tres organizaciones ubicadas en el País Vasco que ayuda a pacientes de retinosis pigmentaria. También cuenta con el respaldo de la Asociación Andaluza de Retinosis Pigmentaria y de la Asociación de Atrofia del Nervio Óptico de Leber Asanol.

El objetivo de dar a conocer el distintivo tiene el propósito de dar mayor visibilidad a personas que la padecen. Facilitar la comprensión ante la problemática social que puede conllevar su no identificación. Mejorar la interacción social de las personas que tienen dicha condición y sensibilizar a la población sobre su existencia.

Más de un millón de personas la padecen

Según las últimas cifras registradas, en España, más de un millón de personas tiene baja visión. Entendiendo a este como un grado menor que la ceguera que, hoy por hoy no tiene cura. Los habituales síntomas se presentan en forma de visión borrosa, pérdida de la visión central, de la visión periférica o de una parte del campo visual.

La degeneración macular, el glaucoma, la miopía magna, la retinopatía diabética, la aniridia, la retinosis pigmentaria y otras distrofias hereditarias de la retina o la atrofia del nervio óptico de Leber son algunas de las enfermedades que la causan.

Distintivo

En nuestro país, la mayoría de la población desconoce la existencia de personas con baja visión porque, habitualmente, suele pasa desapercibida. Este desconocimiento causa una incomprensión en la población, sobre todo si, como suelen ocurrir, el paciente con baja visión muestra unos ojos y mirada aparentemente sanos. El distintivo ayuda a que las personas que la padecen sean reconocidas evitando interpretaciones erróneas cuando se comportan de manera extraña debido a su visión reducida.

El Hospital La Arruzafa cuenta desde hace más de una década con una unidad específica dedicada a este tipo de pacientes. En la UVB, trabajan de manera coordinada oftalmólogos y optometristas, que han desarrollado protocolos propios y tratamientos para ayudar a estas personas. También cuenta con elementos de ayuda para personas con condiciones visuales reducidas