El Reina Sofía e Imibic investigan terapias para mejorar la supervivencia de un tumor abdominal poco frecuente

El tratamiento de esta enfermedad pasa por la combinación de cirugía radical (citorreductora) y quimioterapia hipertérmica intraperitoneal (Hipec)

tumor abdominal

El Hospital Universitario Reina Sofía y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) han desarrollado un ambicioso proyecto en colaboración con el Hospital Universitario de Oslo. Este proyecto persigue analizar y estudiar diferentes terapias en modelo animal que permitan aportar a los pacientes con Pesudomixoma Peritoneal (PMP) mejores resultados de supervivencia, dado que la tasa de recurrencia es aún alta incluso tras un tratamiento radical en unidades especializadas y, a pesar del tratamiento, muchas de estas personas no superan la enfermedad.

Los doctores Álvaro Arjona Sánchez, cirujano del Hospital Reina Sofía, y Antonio Romero Ruiz, del Imibic, son los investigadores principales de este proyecto en el que también colaboran profesionales de las Unidades de Radiología, Medicina Nuclear y Anatomía Patológica del Hospital Reina Sofía, según ha informado la Junta en una nota.

Los facultativos de la Unidad de Cirugía Oncológica del Hospital Reina Sofía, que depende del servicio de Cirugía General y trabaja en coordinación con el servicio de Oncología Médica, son referencia en el tratamiento de esta enfermedad poco frecuente –un caso por millón de población al año– y difícil de tratar. Concretamente, la unidad atiende en torno a diez pacientes al año, con un volumen total superior al centenar de pacientes.

Según ha explicado el cirujano Álvaro Arjona, “la PMP se caracteriza por la presencia de mucina (líquido denso) en la cavidad abdominal y el origen más común es el cáncer de apéndice”.

“Este acumulo de moco provoca el aumento de tamaño del apéndice hasta romper la pared, lo que deriva en una expansión peritoneal de las células tumorales provocando en muchos casos la obstrucción intestinal y caquexia –deterioro funcional del paciente provocado por la pérdida de masa muscular esquelética y peso–, una situación que puede desembocar en el fallecimiento”, ha detallado.

Tratamiento y supervivencia

El tratamiento de esta enfermedad pasa por la combinación de cirugía radical (citorreductora) y quimioterapia hipertérmica intraperitoneal (Hipec). Esta cirugía consiste en eliminar la mayor cantidad posible de células tumorales y la Hipec se basa en la administración de la quimioterapia –con temperatura caliente– en el peritoneo durante la cirugía, con el objetivo de reducir las células tumorales que no se hayan extraído mediante la cirugía por su tamaño microscópico.

En los últimos años, se ha registrado un incremento en la tasa de supervivencia, sin embargo, continúa existiendo un número considerable de pacientes con recidiva y progresión tumoral con resultados negativos. En este contexto los investigadores principales valoran la importancia del proyecto de investigación que permitirá analizar y estudiar diferentes terapias que puedan ofrecer resultados más eficaces que los tratamientos actuales.

Unidad de referencia

La Unidad de Cirugía Oncológica del Hospital Reina Sofía de Córdoba es referencia en el tratamiento de la Pesudomixoma Peritoneal (PMP) y sus profesionales cuentan con una amplia experiencia, siendo uno de los centros nacionales con mayor trayectoria en su manejo.

Además, el Comité Central de la Acción EuroPMP ha incluido recientemente al doctor Álvaro Arjona en el comité director durante los próximos cuatro años.

Esta colaboración supone una gran oportunidad, dado que se trata de un organismo europeo que fomenta la cooperación entre investigadores, ingenieros y estudiantes para el desarrollo de ciencia y tecnología (COST), cuyo objetivo es la expansión del conocimiento en el manejo de este tumor abdominal poco frecuente.