UGT alerta de temperaturas que soportan los controladores de zona azul

Zona azul

Zona azul

Pide que en julio y agosto solo operen por la mañana

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT en Córdoba (FeSMC UGT) ha alertado este miércoles de la situación en que los controladores de la zona azul desarrollan su trabajo debido a las altas temperaturas y pide que en julio y agosto solo operen por la mañana.

En este sentido y en un comunicado, el sindicato ha señalado que este pasado martes fue “atendido en urgencias” del Hospital Universitario Reina Sofía un controlador de aparcamientos en zona azul por un “golpe de calor”, aunque gracias a la rápida intervención de los servicios de urgencias se “evitaron males mayores”.

FeSMC UGT ha puesto de manifiesto las “duras condiciones climatológicas” que padecen los trabajadores del servicio de control de aparcamientos en la vía pública en horario de tarde durante los meses de verano y ha subrayado que es un “sinsentido” realizar el control de las zonas de aparcamiento reguladas en horario de tarde durante los meses de verano, “fundamentalmente por las elevadas temperaturas que se producen en el área metropolitana y el riesgo que ello supone para la salud de los trabajadores”.

A todo ello, se suma “la escasa afluencia de ciudadanos al centro de la ciudad”, lo que “deja sin fundamento la necesidad de cualquier regulación horaria, que desde el punto de vista del ciudadano bien podría considerarse como una medida meramente recaudatoria que desvirtúa el objetivo social y regulatorio de este servicio público”.

El sindicato ha indicado que el Ayuntamiento “ha tomado en consideración” sus propuestas y el nuevo pliego de condiciones del concurso de adjudicación de la contratación, ahora en trámite de adjudicación, “ya contempla la regulación horaria de julio y agosto solo en turno de mañana”. Sin embargo, la demora de la resolución del concurso por motivos imputables al parón administrativo del covid-19 “obligará al mantenimiento de los actuales horarios este infernal verano, si no hay toma de decisión política por parte del Ayuntamiento”.

Para concluir, UGT ha pedido una vez más, “tanto al Ayuntamiento como a la actual empresa concesionario del servicio, de la necesidad de evitar, desde ya, que se repitan episodios” como el de este martes, “que podrían tener un desenlace lamentable”.