Un militar de la BriX salva a una mujer de ser abrasada por las llamas

Un cabo 1º perteneciente al Grupo de Artillería de la Brigada “Guzmán el Bueno” X ha salvado a una mujer de ser abrasada por las llamas durante la celebración de la romería a la Virgen del Rocío, en Almonte (Huelva)

Todo ocurrió por la noche, cuando la mujer octogenaria fue a encender una vela a la Virgen y, por accidente, sus ropas comenzaron a incendiarse. Ante esta situación, y debido a la magnitud que alcanzaron las llamas, muchos de los presentes abandonaron corriendo el lugar. Fue en ese momento cuando el cabo 1º Benítez no dudó en actuar y se fue hacia ella para intentar apagar el fuego arrancándole volantes del vestido en llamas y, como no conseguía su objetivo, se lanzó al suelo con la anciana para, de esa forma, apagar las llamas del vestido.

Gracias a su actuación logró salvar a la víctima, que registró quemaduras de segundo grado en ambas piernas. Nada comparado con el fatal desenlace que podría haber ocurrido sin la actuación del militar.

Con todo ello, la propia familia de la auxiliada ha trasladado a la Brigada un escrito de agradecimiento, en el que su propio hijo señala: “No tengo palabras, ni le podremos agradecer nunca lo suficiente, que salvara la vida a mi madre”.