Un paseo por la historia de la Muestra Internacional de Cine del Lago de Iznájar

La Muestra Internacional de Cine del Lago de Iznájar nació en 2015, perdió peso en 2017 y vuelve a recuperar peso en la agenda cultural de la provincia de Córdoba

Muestra Internacional Cine Lago de Iznájar
Pantalla gigante de la playa de Valdearenas

Hoy arranca una nueva Muestra Internacional de Cine del Lago de Iznájar. Son ya cinco ediciones de este evento que transforma la localidad de la Subbética cordobesa cada año. Del 24 al 31 de agosto, una escuela gratuita de Cine y Artes Audiovisuales con actividades para todos los públicos se apoderará de las calles con proyecciones, talleres, conciertos, o exposiciones. La playa de Valdearenas, que se ha convertido en un clásico de esta cita cinematográfica, congregará a cientos de vecinos y visitantes como ha hecho en las cuatro ediciones anteriores.

En 2015 nació esta muestra que persigue el fin de que la gente conozca con detalle cómo es el mundo audiovisual y cinematográfico. Dio sus primeros pasos. Y como se suele decir lo fácil es llegar, lo difícil es mantenerse. La segunda edición trajo consigo el programa organizado por Cine a los Cuatro Vientos del Festival Internacional de Soria, además de una selección de cortos de la Filmoteca de Andalucía que reconoció la labor en producción del cordobés Guillermo Rojas. Pero uno de los detalles más señalados fue que los asistentes disfrutaron de los ganadores del festival Clipmetrajes de Manos Unidas.

De muestra a epílogo

La ambición de esta apuesta por el proyecto cinematográfico en Iznájar perdió fuelle en 2017. La tercera edición quedó más reducida y duró sólo dos días. De muestra pasó a epílogo por la falta de apoyo y financiación. Pero lejos de rendirse, la organización hizo el esfuerzo suficiente para que los participantes en los dos ejercicios anteriores pudiesen saborear las mieles de este dulce.

Fue un espejismo. Porque la IV Muestra Internacional de Cine del Lago de Iznájar tomó empaque nuevamente el año pasado. La productora y distribuidora JK Un sin vivir, con la colaboración de la Diputación de Córdoba y del Ayuntamiento de Iznájar, aportaron los medios oportunos para recuperar este evento para la ciudadanía. Mantener la línea educativa, divulgativa, y de promoción del conocimiento marcan los puntos clave de una muestra que tiene muy claro que con los recursos suficientes puede hacer una gran aportación cultural a la Subbética de la provincia de Córdoba.

Rostros conocidos premiados

Como cualquier muestra, un elemento a destacar son los homenajes y premios para las personalidades más destacadas del mundo del cine. En 2016 el cineasta Julio Diamante y la actriz Rosario Pardo se llevaron el reconocimiento de la organización. Del mismo modo, en 2017 se homenajeó a Terele Pávez, reconocida actriz con una amplia trayectoria en teatro, cine y televisión. Y en la misma línea, el año pasado fue la gaditana Ruth Gabriel – debutó con 9 años en Barrio Sésamo – la que recibió el Premio “Rostro Andaluz 2018”.

Habrá que esperar en este caso al día 31 de agosto para ver cómo la Muestra de este año reconoce la amplísima trayectoria de María Galiana como “Rostro Andaluz” en la presente edición. Porque hoy se inaugura el Festival, cuya ceremonia de apertura corre a cargo de la actriz Isabel Prinz, y es el turno de que los cortometrajes ganadores del Festival Clipmetrajes de Manos Unidas 2019 y la Banda Municipal de Música La Lira de Iznájar que ofrece un concierto de Bandas Sonoras, tomen su sitio. Al igual que las personas que participan de este bonito municipio para empaparse de arte en mayúsculas y que quiere sumar años de historia.