AUGC critica que la Guardia Civil pierde efectivos en la provincia de Córdoba

El ente asociativo de la Guardia Civil de Córdoba señala que esta tendencia ocurre incluso ya cubiertas las 56 plazas vacantes previstas

vacantes Guardia Civil Córdoba
La subdelegada del Gobierno y el teniente coronel jefe de la Comandancia pasan ante una formación de guardias civiles de Córdoba.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Córdoba ha criticado este miércoles que pese a haberse cubierto vacantes en la Guardia Civil “pierde efectivos” en la provincia de Córdoba. Y ha señalado que ocurre, precisamente, “tras cubrirse las 56 vacantes publicadas para la provincia”. Lo cual indica que “se van más guardias civiles de los que llegan”.

A este respecto y en un comunicado, AUGC ha explicado que “en la convocatoria de septiembre solo 56 de las casi 6.000 vacantes publicadas correspondieron a la provincia de Córdoba”. Pero una vez asignados esos destinos el resultado es aún peor. Porque “llegan 29 guardias civiles y simultáneamente se van 19 a otras provincias”. Mientras que las otras 27 vacantes “se han cubierto con traslados internos entre poblaciones de esta provincia”.

Además, “ese ínfimo incremento de tan solo diez agentes queda contrarrestado porque se marchan a otras provincias los 33 guardias que estaban reforzando temporalmente las unidades cordobesas desde junio de 2018”. A lo cual “deben añadirse los que han ido pasando a las situaciones de reserva y retiro”.

Los destinos publicados, según AUGC, se distribuyen entre 22 puestos de seguridad ciudadana de la provincia más el Núcleo de Servicios. Sin dejar atrás la Sección de Seguridad Penitenciaria y distintas especialidades (Tráfico, Protección de la Naturaleza, Policía Judicial, Información e Intervención de Armas y Explosivos). Mientras que “al Puesto de Peñarroya llegan seis efectivos y se va uno, lo cual no solventa el problema de plantilla que padece esa unidad desde hace mucho tiempo”.

Problemas acentuados en Puente Genil, Belmez, o Palma del Río

La consecuencia, en opinión de AUGC, es que pese a cubrirse las vacantes en la plantilla de la Guardia Civil en la provincia de Córdoba “sigue tan deficitaria como antes de publicarse estos destinos”. Pero ahora además con el problema añadido de que algunas unidades han sufrido mermas considerables en el número de efectivos. Algo que ha ocurrido en el Puesto de Puente Genil, del que se han marchado seis componentes; o en Belmez (tres menos). Y también en el Puesto de Palma del Río (salen tres y llega uno), y el Puesto de Bujalance, que tan necesitado está de personal, pierde dos efectivos”.

Además, “a pesar de los destinos publicados, siguen existiendo unas 170 vacantes”. Pero incluso aunque se cubrieran todas ellas, “sería necesario incrementar aún más el catálogo de esta provincia”. Como de hecho ha reconocido la propia Jefatura de la Guardia Civil en Córdoba”. Pues “sigue siendo la provincia andaluza con menos guardias civiles”. Y además se encuentra entre las 17 de todo el país que menos refuerzos ha recibido en esta convocatoria”. La mayoría de las cuales tienen “menos habitantes que Córdoba”.

Para AUGC es evidente que “ese déficit de plantilla redunda inevitablemente en un peor servicio a la población y afecta a la seguridad ciudadana”. De modo que, “a pesar de los esfuerzos de los guardias civiles para intentar paliar las carencias de personal con su profesionalidad y compromiso, lo cierto es que los datos estadísticos demuestran que cuanto menores son las plantillas policiales mayores son los índices de criminalidad”.

Debe tenerse en cuenta, según ha indicado AUGC, “que algunas unidades apenas pueden sacar patrullas a la calle o abrir las dependencias para atender a la ciudadanía”. De hecho, “el 85% de los puestos de seguridad ciudadana de la provincia de Córdoba solo abren en horario de mañana, y no todos los días”. Así, “tan solo siete puestos pueden abrir sus dependencias durante las 24 horas”.