Pediatras insisten en la necesidad de las vacunas primeras en los niños

Según los pediatras es fundamental que las vacunas de primovacunación  se mantengan en los niños para evitar enfermedades más graves para ellos que el propio coronavirus

Pese a las medidas puestas en marcha por el Gobierno en este estado de alerta por el coronavirus para permanecer en casa puede haber alguna excepción. En este caso, proteger a los más pequeños de éste y otras enfermedades incluso más graves para ellos. Los pediatras insisten en la necesidad de las vacunas primeras en los niños.

“Hemos decidido y creemos que es importante mantener esas vacunas”. Y es que “sería una pena es que al bajar las coberturas del calendario de las mismas empezáramos a tener otras epidemias igual o más graves como el sarampión, la tosferina o caulquier otra”, explica Marisa Serrano, pediatra del centro de Salud de Huerta de la Reina.

Por esa razón insiste en que “los niños que tengan 2, 4, 11, 12 y 15 meses deben acudir a su centro de salud cuando les corresponda vacunarse, atendiéndose en consultas de acto único“. Y ruega encarecidamente que “no se deje de vacunar a los niños porque hablamos de prevenir enfermedades de enorme gravedad y de repercusiones muy negativas en aquellos”.

Otras vacunas

Las vacunas de recuerdo como pueden ser las de 3, 6, 12 años “se pueden poner perfectamente en otro momento porque no son las que inician la capacidad del niño de responder a las enfermedades”. Se trata, en este caso, de mantener la defensa que ellos adquirieron cuando se vacunaron por primera vez.

Coronavirus & Niños

Sobre el coronavirus en los niños hay que decir, en principio,  que no les produce una enfermedad grave. No existen prácticamente casos y la mortalidad en este sector de población es muy escasa. Aun así son susceptibles y pueden transmitirlo. Marisa Serrano nos recuerda que “tenemos que proteger a las personas mayores o las que tienen una enfermedad de base debilitante”.

Porque como acabamos de decir “los niños pueden pasar formas del covid-19 casi asintomáticas y son los que lo transmiten”. De ahí las llamadas de las autoridades sanitarias para mantener las medidas de aislamiento social y de confinamiento. “Motivo por el que se suspendieron las clases en los colegios porque se veía que ellos eran un foco de contagio para otras personas”.

En esa línea, Serrano ha explicado a Ondamezquita tv que lo más recomendable si los niños precisan de atención pediátrica es hacerlo mediante consultas telefónicas y telemáticas. Sólo en casos de necesaria exploración o valoración deben acercarse a los mismos y para ello también se han establecido protocolo para que no haya contacto entre los más pequeños que puedan estar aquejados de coronavirus y los que acudan por otras patologías.

Sí se han suspendido las revisiones de salud infantil hasta que pase esta pandemia  excepto aquellas que llevan aparejadas vacunas del calendario de vacunas oficial. Algo que sí preocupa a los padres y a los propios pediatras.

Vacunación a un bebé/UNICEF.ORG