Valenzuela lamenta el hallazgo de los cuerpos del matrimonio de Iznájar

La subdelegada ha citado de urgencia a los medios para informar sobre lo, hasta ahora, conocido sobre el caso. Los cuerpos del matrimonio fueron hallados junto a una escopeta y una nota

 

La subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, ha lamentado esta mañana la “tristísima noticia” que sucedió ayer en Iznájar, donde fueron encontrados los cuerpos sin vida de un matrimonio por disparo de escopeta. Sobre el caso, poco ha podido detallar la subdelegada ya que “hay que esperar a que todos los datos se vayan confirmando”. Sin embargo, todo apunta, según ha reconocido, a “la hipótesis principal de que el varón dispara contra la mujer y luego sobe sí mismo”.

En una comparecencia concertada de forma urgente, la subdelegada ha atendido a los medios para informar sobre un caso sobre el ha dado pocas novedades. Sí que ha confirmado la existencia de una nota junto a los cuerpos, aunque no ha explicado su contenido puesto que lo desconoce.

Más allá de detallar la información que ha trascendido hasta el momento, Valenzuela ha querido mostrar públicamente su pesar por una “tristísima noticia”. Pese a que todos los indicios conducen a un nuevo caso de violencia machista, “no se descarta ninguna hipótesis”, ha explicado. Con ello, la subdelegada ha lamentado que “dos personas tan jóvenes, con dos hijos tan jóvenes, hayan tenido un final tan triste”.

Por otro lado, los cuerpos aún se encuentran en el Instituto de Medicina Legal, donde se le está practicando la autopsia a ambos. Información cuyo conocimiento, al igual que el contenido de la nota, llevará a certificar si se trata, o no, de un nuevo caso de violencia machista”. Una información sobre la que la subdelegada no ha querido adelantar nada, y que puede que se conozca “a lo largo del día de hoy”

Rafaela Valenzuela, durante al comparecencia ante los medios | Foto: Rafa Alcaide

Un hijo de la pareja fue el primero en hallar los cadáveres

Fue uno de los hijos de la pareja quien encontró ayer los cuerpos sin vida de sus padres en su domicilio sobre las 12,45 hoas.  Tras el hallazgo, alertó al 062, a quienes relató que sus padres habían muerto “de forma violenta”.

Tras la alerta, se activó el protocolo de investigación, con lo que miembros de la Guardia Civil acudieron rápidamente al domicilio, a las afueras de Iznájar. Allí, se encontraban los cuerpos sin vida de un varón de 53 años y una mujer de 50. Junto a ellos, también había una escopeta, posible arma homicida, y una nota manuscrita, presuntamente redactada por el varón.

El cuerpo de la mujer permanecía en el interior del domicilio, mientras que el cuerpo del hombre lo hacía tras la puerta, junto con la escopeta y la nota. Así, se estudia la posibilidad de que el hombre disparara contra su mujer para, posteriormente, quitarse la vida. El varón tenía, además, permiso para el uso del presunto arma homicida. Actualmente, no constan denuncias previas por violencia de género en este matrimonio.

Una vez recogidas todas las pesquisas iniciales, sobre las 17,30 horas el juez autorizó el levantamiento de los cadáveres, que fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de la capital cordobesa.

Así, actualmente continúa abierta la investigación por parte de la Policía Judicial de la Guardia Civil. Una investigación que estará cerca de esclarecerse cuando se conozcan los resultados de la autopsia, así como el contenido de la nota hallada