136 centros educativos presentan proyectos para prevenir la violencia de género en las aulas

Desde colegios de Infantil y Primaria hasta institutos han participado en este Plan que tiene como objetivo prevenir la violencia de género en los jóvenes

violencia género

Un total de 136 centros educativos han presentado proyectos para prevenir la violencia de género en las aulas. Una iniciativa que se enmarca en el II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación. Entre sus líneas estratégicas se encuentra la sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa en el fomento de la igualdad en el ámbito educativo.

La delegada en Córdoba de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta, Inmaculada Troncoso, ha valorado la participación de los centros educativos públicos en esta convocatoria. Troncoso ha asegurado que “se demuestra el buen hacer de la comunidad educativa en materia de igualdad, coeducación y prevención de la violencia de género“.

En el caso de los colegios de Infantil y Primaria, han centrado sus actuaciones en el ámbito de la prevención de ‘La violencia de género a través de la educación emocional‘. En el ámbito del resto de enseñanzas, la temática ha sido ‘Desmontando mitos: buen trato y relaciones saludables’.

Los proyectos presentados han incluido como contenido mínimo la relación de las actuaciones con las competencias claves, el alumnado destinatario, el profesorado implicado así como otros agentes participantes, los recursos que se necesitan para desarrollar el trabajo y la temporalización, entre otros.

Actividades diversas y variadas

Las actividades y actuaciones presentadas por los centros han sido diversas y variadas. Ha habido talleres formativos dirigidos a los distintos sectores de la comunidad educativa, concurso de creaciones artísticas y literarias. También se ha llevado a cabo la creación de canales propios de radio y televisión o programas de educación emocional.

Se trata, además, de impulsar entre los centros educativos actuaciones formativas en materia de prevención de la violencia de género. Un factor clave que fortalece a los adolescentes ante el riesgo de padecerla o ejercerla, disminuyendo el nivel de riesgo de sufrirla. También pretende desarrollar entre el alumnado la capacidad para percibir e identificar conductas sexistas en situaciones cotidianas de su vida.