Vuelven los mercadillos a los municipios de la Campiña Sur desde este miércoles

Vuelven los mercadillos tras “la rigurosa reflexión” realizada como consecuencia de la entrada de la provincia de Córdoba, en la fase 3

mercadillos

Los alcaldes de los municipios cordobeses de San Sebastián de los Ballesteros, La Guijarrosa, Monturque, Moriles, Montemayor, Montalbán, Santaella, La Rambla, Fernán Núñez, Aguilar de la Frontera, Montilla y Puente Genil, todos ellos miembros de la Mancomunidad de Municipios de la Campiña Sur Cordobesa, han acordado la apertura de los mercadillos a partir de este miércoles.

Según han indicado los consistorios de la Mancomunidad de Municipios Campiña Sur Cordobesa, dicha decisión se ha tomado tras “la rigurosa reflexión” realizada como consecuencia de la entrada de la provincia de Córdoba, en la fase 3 del Plan para la Transición hacia una nueva normalidad, así como “para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma”.

De este modo, los regidores de los citados municipios han acordado “proceder a la puesta en funcionamiento de los citados mercadillos, a partir del miércoles 10 de junio. En los días habituales en los que solía celebrarse en cada municipio”.

La mitad de los puestos habituales o autorizados

“En el caso de los mercados que desarrollan su actividad en la vía pública al aire libre o de venta no sedentaria, comúnmente llamados mercadillos, que ya hubieran reiniciado su actividad” o “la reinicien por decisión del Ayuntamiento correspondiente se garantizará la limitación a la mitad de los puestos habituales o autorizados, limitando la afluencia de clientes de manera que se asegure el mantenimiento de la distancia social de dos metros”.

Así, los ayuntamientos “podrán aumentar la superficie habilitada o habilitar nuevos días para el ejercicio de esta actividad, de manera que se produzca un efecto equivalente a la citada limitación”.

A la hora de determinar los comerciantes que pueden ejercer su actividad, el Ayuntamiento “podrá priorizar aquellos que comercializan productos alimentarios y de primera necesidad, asegurando que no se manipulen los productos comercializados en los mismos por parte de los consumidores”.

Igualmente, los consistorios “establecerán requisitos de distanciamiento entre puestos y condiciones de delimitación del mercado con el objetivo de garantizar la seguridad y distancia entre trabajadores, clientes y viandantes”.